Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El reloj del fin del mundo se mantiene en 2 minutos antes de la "medianoche"

El reloj del fin del mundo se mantiene en 2 minutos antes de la "medianoche"
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Los expertos nucleares del Boletín de Científicos Atómicos han decidido mantener el "reloj del juicio final" (Doomsday Clock, en inglés) en dos minutos antes de la medianoche. La medianoche sería el fin del mundo según este reloj simbólico creado para alertar sobre los peligros de la guerra nuclear en 1947.

El planeta sigue más cerca que nunca del "día del jucio", según los científicos que periódicamente decide la situación de la aguja del "Doomsday Clock", un reloj imaginario que se creó para alertar al mundo de la amenaza de un desastre por el uso de la energía nuclear.

"En 2017, los líderes mundiales no respondieron con eficacia a las amenazantes amenazas de la guerra nuclear y el Cambio Climático, haciendo la situación de seguridad mundial más peligrosa de lo que era hace un año, y tan peligrosa como lo ha sido desde la Segunda Guerra Mundial", decían los científicos en su informe para justificar esta grave llamada de atención.

El reloj se creó durante la Segunda Guerra Mundial para advertir del riesgo que suponen las armas nucleares. Desde entonces se ha ampliado a las amenazas del cambio climático y las nuevas tecnologías.

Para ilustrar el momento crítico que ven estos expertos hemos creado este gráfico con el histórico de los minutos del "reloj del juicio final". El momento más peligroso, aparte de hoy, fue cuando la Unión Soviética consiguió realizar con éxito un test termonuclear, en 1953.

El "reloj del fin del mundo" tiene un radio de 15 minutos, simbólicamente, en 1991 con la caída del Muro de Berlín decidieron ponerlo en 17 minutos porque sintieron que "el mundo entraba en una nueva era". En 1995 volvieron a bajarlo a 14 minutos porque consideraban que los líderes mundiales no habían aprovechado las oportunidades.