Última hora

Última hora

Crisis de desplazados internos en Etiopía

Crisis de desplazados internos en Etiopía
@ Copyright :
@MonicaPinna
Tamaño de texto Aa Aa

Las reformas democráticas adoptadas por el nuevo Primer Ministro de Etiopía han sacudido política y económicamente al país, que se ha visto inmerso en un aumento de la violencia interétnica.

Cerca de 8 millones de personas precisan ayuda alimentaria urgente y hay casi tres millones de personas que se han desplazado internamente en el país.

El apoyo de Europa a Etiopía.

Qoloji es el mayor campamento de desplazados internos del país. Está en el estado más oriental de Etiopía, cerca de Somalia. El campamento acoge a 80.000 etíopes, principalmente de la comunidad étnica somalí procedente de la región de Oromia. Llegan familias nuevas casi cada día, pero la mayoría llevan aquí más de un año.

"Vine aquí hace un año y tres meses. Tenía dos tiendas en Oromia, donde vendía comida y ropa. Cuando vinimos aquí empezamos a vivir en una pequeña choza, estamos sufriendo mucho." Asegura Ubah ali Esse, una de las desplazadas de 28 años y con cinco hijos.

El agua y el sistema de saneamiento están entre las necesidades más urgentes del campamento. La Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas, financiada por la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea, ha construido letrinas y duchas y está trabajando en la concienciación sobre la higiene.

Así lo explica Halimo Hassen, de la IOM: "Hemos formado a 16 promotores de higiene. Los hemos seleccionado entre los propios desplazados internos. Cada promotor de higiene entrena a 30 mujeres. Les enseñan sistemas de prevención y después de terminar esta sesión hacen un seguimiento de las mujeres casa por casa."

Ubah Ali Esse explica los beneficios de los talleres: "He aprendido a lavarme las manos correctamente, sobre todo antes de cocinar. He aprendido a lavar los platos, a comer la comida caliente y luego a tapar la comida que sobra."

Estas reglas básicas pueden salvar vidas. Cada semana, los operadores de la IOM van puerta por puerta comprobando cómo se pone en práctica el entrenamiento. Ubah nos mostró cómo ha empezado a separar el agua potable de la no potable en dos bidones.

El Comisario Europeo de Ayuda Humanitaria visitó el campamento Qoloji el pasado mes de diciembre. Christos Stylianides anunció que se destinarán 89 millones de euros para ayuda humanitaria para 2018-2019. Estos fondos se utilizarán no sólo para atender las necesidades de las personas desplazadas, sino también para ayudar a un millón de refugiados procedentes de países vecinos, así como para hacer frente a catástrofes naturales como la sequía.

"Tenemos que centrarnos en proyectos específicos. Insistimos en este esquema de dinero y vales porque para nosotros es la manera más eficiente de que estas personas sean autosuficientes y de proporcionarles algo de dignidad en estas circunstancias tan difíciles. Etiopía está viviendo un cambio político muy profundo y la Unión Europea está aquí para apoyar dichas grandes reformas en esta isla estable de la región." Explica Christos Stylianides, Comisario de Ayuda Humanitaria de la UE.

Hay 600 lugares para desplazados internos en Etiopía. La mayoría de ellos no son campamentos. Viajamos al pueblo de Deder, en la región de Oromia, donde viven 8.000 desplazados mezclados con la población local o en edificios de la administración que han sido vaciados para utilizarse en caso de emergencia.

Los operadores de la IOM recogen datos de dichos lugares cada dos meses para actualizar la información sobre el número de desplazados internos y sus necesidades utilizando las últimas tecnologías. En este espacio de la administración fueron colocadas 200 familias hace un año y medio.

Hajo Ahmed Osso, una de las desplazadas, denuncia la situación: "Aquí cada vez somos más; han nacido 150 niños aquí. Mira dónde estamos durmiendo. Es un suelo de cemento, no tenemos ropa. Las necesidades están aumentando, pero la ayuda que recibimos es muy limitada."

Calcular el número de desplazados internos, así como sus edades, movimientos y condiciones de vida es un trabajo importante. La OIM ha desplegado una red de operadores para recopilar datos que luego se introduce en la Matriz de Seguimiento de Datos (Data Tracking Matrix).

Uno de los operarios de la IOM, Dario Poddighe, explica el funcionamiento del sistema: "La base de datos contiene información sobre las necesidades básicas de la población desplazada, lo que facilita la coordinación e intervención de las ONG´s y las agencias de Naciones Unidas, además del gobierno. Así las ayudas llegan de manera más eficiente."

El gobierno está cooperando con agencias internacionales que, sin embargo, reclaman una evaluación independiente de las necesidades en las áreas sensibles para evitar que las personas se vean obligadas a volver a las zonas inseguras.

Fuentes: UE, diciembre 2018; OCHA, enero 2019