Las mujeres toman la palabra contra los abusos sexuales del clero

Las mujeres toman la palabra contra los abusos sexuales del clero
Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo de activistas estadounidenses que lucha por que los obispos pederastas paguen por sus delitos ha denunciado que muchos de ellos aún conservan su título dentro de la jerarquía católica.

"Tenemos una lista pública de 101 obispos. Y excepto los siete que han sido apartados, todos los demás conservan el título de obispos eméritos o lo han hecho hasta su muerte".

En una rueda de prensa en Roma, Anne Barret Doyle ha denunciado la contradicción entre las duras palabras del papa Francisco contra la pederastia y su inacción. No cree que la próxima cumbre organizada por el Vaticano vaya a suponer ningún avance.

Por su parte, Barbara Dorris, vejada por un sacerdote cuando solo tenía seis años, ha destacado la falta de cobertura por parte de los medios de casos de abusos contra mujeres y niñas. "Y cuando se ha hecho", segura, "se usan palabras como relación. Las autoridades eclesiásticas han pintado a mujeres y niñas como seductoras y a los sacerdotes como víctimas".

Las verdaderas vícitmas de estos abusos exigen a la Iglesia Católica medidas concretas, como la expulsión de los clérigos pederastas, un registro público con sus nombres o un debate sincero sobre el celibato.