Última hora

Última hora

Plata para Julia Figueroa y Ana Pérez en Ekaterimburgo

Plata para Julia Figueroa y Ana Pérez en Ekaterimburgo
Tamaño de texto Aa Aa

Primera jornada del Grand Slam de Ekaterimburgo.

Nuestra mujer del día fue la israelita Gili Cohen que se colgó su oro en un Grand Slam desde 2016. Con un kouchi gari de manual superó a la española Ana Pérez Boix que venía de obtener otra plata en el Gran Premio de Marrakech.

"Sabía que iba a ser un combate duro" declaró Cohen tras su victoria. "Es una gran rival, ya he competido antes contra ella. Sabía qué es lo que se siente al ganar y quería mantener esa inercia. Creo que todo ha salido de acuerdo a lo planeado, ella empezó fuerte pero yo mantuve la calma y peleé por lo que quería. Al final funcionó y estoy muy feliz".

El francés Kilian Le Blouch se impuso al ruso Isa Isaev con un gran ouchi gari que le dio su primer título en un Grand Slam. El judoca francés estaba emocionado y afirmó que "es difícil luchar contra los rusos en Rusia. Todo el público está coreando Vamos Rusia, por lo que he necesitado concentrarme más".

La canadiense Christa Deguchi llegó a Ekaterimburgo con la intención de dominar en la categoría de -57 kilos. En su camino a la final derrotó a la múltiple medallista mundial Telma Monteiro con una gran proyección ouchi gari que finalizó con una fantástica técnica de estrangulación y se aprovechó de los débiles ataques de su oponente para pasar a la final donde se enfrentó a la especialista en suelo Lien Cheng-Ling, y a la que terminó venciendo en su propio terreno.

En la categoría de -60 kilos Unubold Lkhagvajamts se hizo con su primer oro en un Grand Slam.

El público ruso celebró la medalla de bronce, y primera del mundial de judo de este año, de Irina Dolgova. La joven judoca aseguró la medalla para Rusia tras dominar a su oponente japonesa y puntuar waza ari en dos ocasiones.

Por su parte, la argentina Paula Pareto se impuso en final de la categoría de -48 kilos a la española Julia Figueroa, que se había adjudicado el oro de su categoría tan sólo una semana antes en el Gran Premio de Marrakech.

Nuestro movimiento del día fue para Daria Mezhetskaia. La rusa, conocida por su fuerza y explosión, no desperdició ningún momento y se deshizo de su oponente en tan solo 6 segundos.

Un enorme sode tsuri komi goshi con el que levantó a su oponente para derribarla después sobre el tatami, una de las técnicas más espectaculares de judo.