Última hora

Última hora

La difícil búsqueda de una oportunidad en Europa

La difícil búsqueda de una oportunidad en Europa
Tamaño de texto Aa Aa

Hace casi dos años, Grecia reconoció la condición de refugiado a Jean Marc y desde entonces vive en un apartamento en el centro de Atenas, junto con otros cuatro asilados. El alquiler lo paga la Agencia de Refugiados de la ONU. Sin embargo, este joven marfileño de 23 años deberá abandonar la vivienda este fin de semana para dejar su plaza a otro refugiado: "No me siento muy bien, porque no hago nada. No tengo trabajo. Voy a la escuela a aprender griego, para ver si puedo encontrar un trabajo, cualquier cosa. Pero nada... En Atenas, no es fácil encontrar trabajo. Quiero vivir aquí y formar una familia. Pero en cuanto salga de esta casa, mi principal preocupación será encontrar un lugar para dormir".

Jean Marc está preocupado, pero no tiene miedo. Le encanta el fútbol y espera que un equipo griego le dé una oportunidad.

ESTIA es un programa de alojamiento financiado por la Unión Europea y gestionado por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. En este momento proporciona ayuda a cerca de veintitrés mil personas. El 31 de marzo, doscientas deberán partir para que otras puedan tener la misma oportunidad. "Ahora estamos hablando de dos centenares de personas, doscientos individuos saldrán de la isla de Samos, donde la situación es bastante dura, y se les dará la oportunidad de alojarse en un apartamento, donde tendrán acceso a servicios, donde se les apoyará para que participen activamente en actividades recreativas y estudien griego. Este es un desarrollo importante", explica Boris Cheshirkov, de la Agencia de Refugiados de la ONU.

Algunas ONG creen que los refugiados todavía no están preparados para coger las riendas de sus vidas. El gobierno les recuerda que estas personas no serán abandonadas a su suerte.

"Estas personas seguirán recibiendo apoyo financiero durante un período de tres meses y tendrán derecho a participar en un programa de trabajo especial. Recibirán un buen salario. Por lo tanto, seguimos apoyándolos, incluso después de su salida del programa ESTIA. Queremos que se sientan seguros en nuestro país. Queremos que se integren en la sociedad griega", comenta Miltiadis Klapas, secretario de política migratoria de Grecia.

"Refugiados y migrantes saben que el apoyo financiero del Estado tiene fecha de caducidad. Sin embargo, la integración en la sociedad griega es una tarea difícil y compleja. Para algunos puede ser precipitado, pero seguramente este es un primer paso significativo", Apostolos Staikos. Euronews. Atenas.