Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Crisis migratoria sin precedentes en la frontera sur de EEUU

Crisis migratoria sin precedentes en la frontera sur de EEUU
Derechos de autor
REUTERS/José Luis González
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La frontera sur de Estados Unidos está literalmente desbordada por los migrantes, con cifras de detenciones que no se registraban desde hace más de una década. La situación es tal que, según el máximo responsable de fronteras del país, se puede hablar de una crisis humanitaria y de seguridad sin precedentes.

Desde El Paso, en Texas, uno de los puntos fronterizos más calientes, Kevin McAleenan ha dicho que se ha llegado a un punto crítico.

"La agencia de protección fronteriza se enfrenta a una crisis humanitaria y de seguridad fronteriza sin precedentes en toda la frontera suroeste y en ninguna parte la crisis se ha manifestado de forma más aguda que aquí, en El Paso. El lunes y martes, se comenzó el día con más de 12.000 inmigrantes bajo nuestra custodia, esta mañana la cifra era de 13.400", dijo McAleenan.

Marzo acabará con más de 100.000 detenciones en la frontera sur

Solo el martes fueron detenidas más de cuatro mil personas en la frontera y marzo acabará probablemente con más de 100.000 detenciones. La situación está obligando a los agentes a dejar en libertad a los migrantes.

"Mira, esta es la realidad. Son números grandes, números de personas que están siendo detenidas, en su mayoría, gente de centroamérica, desde niños no acompañados hasta familias", explica Ramiro Cordero, portavoz de la patrulla fronteriza.

REUTERS/Jose Luis Gonzalez

La secretaria de Estado de EEUU habla de una 'situación de emergencia'

La gravedad del problema ha sido confirmada por la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, durante una cumbre con responsables del llamado Triángulo Norte de Centroamérica, formado por El Salvador, Guatemala y Honduras.

"Juntos, estamos haciendo frente a una crisis regional sin frecedentes. Comparto con ustedes el hecho de que hemos pasado de una crisis, a una situación de emergencia y a una destrucción casi completa de nuestro sistema", dijo Nielsen.

El objetivo de la cumbre de Honduras es firmar un acuerdo entre Estados Unidos y los tres países centroamericanos para abordar el problema y "sincronizar mejor los esfuerzos" en la lucha contra las mafias que trafican con seres humanos.