Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Cuando la emigración preocupa más que la inmigración

Cuando la emigración preocupa más que la inmigración
Derechos de autor
REUTERS/Romeo Ranoco/File Photo
Tamaño de texto Aa Aa

La inmigración es uno de los temas estrella de la campaña electoral de cara a las elecciones europeas. Pero un estudio reciente ha desvelado un dato inesperado: en algunos países preocupa más la emigración que la inmigración. Y entre ellos se cuenta España.

El problema radica en que los jóvenes que dejan el país son los más cualificados. Universitarios y técnicos que buscan una oportunidad profesional a la altura de su formación en otros países de la Unión Europea.

Lo primero que muestra el estudio es que hay una serie de países en los que los niveles de población ha disminuido en las últimas década. Principalmente en el este: Letonia, Lituania, Hungría, Bulgaria, pero también en Grecia.

En otros países, en cambio, temen la fuga de cerebros. Entre ellos se cuentan España e Italia. Pero también Polonia, Hungría y Bulgaria.

Según Simona Cavallini, analista de la Fundación italiana FORMIT, los movimientos vienen determinados por la economía pero también por factores culturales y de estilo de vida. "Muchos jóvenes estonios", dice Cavallini, "eligen Finlandia porque no hay barreras idiomáticas y tienen una cultura similar.Y también entra en juego la próximidad. Los croatas van por ejemplo a la República Checa o a Alemania".

Pero el factor más importante es, por supuesto, la posibilidad de encontrar un trabajo y la necesidad de mejorar el nivel de vida.

Y la preocupación en los países que están perdiendo a sus jóvenes es tal, que más del 50% de los españoles, los italianos y los griegos desean que las autoridades tomen medidas para evitar que abandonen el país. O al menos para limitar el tiempo que permanecerán fuera. España encabeza esta lista.

Curiosamente, dos de los países que más fuerte están jugado la carta antiinmigración, Italia y Hungría, figuran también entre los que más preocupados están por la fuga de cerebros.

El estudio ha sido elaborado por el European Council of Foreign Relations y publicado por The Guardian.