Última hora

Última hora

Erdogan pierde Ankara y tal vez Estambul

Erdogan pierde Ankara y tal vez Estambul
Derechos de autor
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

En Turquía, los islamistas han perdido Ankara y todavía no está claro qué va a pasar con Estambul.

Tanto los socialdemócratas del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP) como los islamistas del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) reclaman la victoria en la capital económica y ciudad más poblada del país, en las municipales de este domingo.

La agencia Anadolu daba, anoche, una escasísima ventaja al candidato del AKP, antes de dejar abruptamente de difundir los datos. Según informa EFE, la agencia de noticias DHA, próxima al Gobierno, dice que el candidato opositor encabeza el recuento.

El AKP anunciaba, la noche del domingo, que interpondrá recursos para reexaminar la validez de decenas de miles de papeletas consideradas nulas.

Perder Ankara ha supuesto un duro revés, ya que Erdogan y sus predecesores islamistas controlaban la capital turca desde hacía 25 años.

"He votado por el AKP. Espero que todo vaya bien para nuestro país. Espero que Dios nunca nos lo quite", decía una electora.

"He votado al AKP por el futuro de mi hija", señalaba un votante.

"Erdogan ha traído paz y felicidad a nuestro país, por eso apoyamos a Erdogan", afirmaba otra electora_._

Pero estas elecciones municipales han demostrado que el apoyo al partido de Erdogan es inestable. De ello es en gran parte responsable la economía: Turquía se enfrenta a su primera recesión en diez años, a una inflación récord y a un paro al alza.

Esa presión la sienten personas como Naci Ozel, camarero en Estambul desde hace 15 años, que ha votado al opositor CHP.

"Por supuesto que me siento mal. Todos queremos vivir una buena vida, pero no podemos gestionarla debido a la economía", decía.

Derrota en Ankara

Recep Tayyip Erdogan ha reconocido la derrota de su formación en Ankara, lo que acaba con el mito de "invencibilidad" del que gozaba.

"La razón por la que no hemos alcanzado el resultado deseado en algunos lugares es que no hemos sabido explicarnos al pueblo. Tenemos que corregir nuestros errores. El pueblo no se ha equivocado", ha señalado Erdogan.

Pese a ser consciente de los problemas económicos, que achacó a una "operación de Occidente", hizo campaña sobre todo en el terreno de la seguridad y acusó a sus opositores de estar vinculados con el "terrorismo".

Según el periodista Kemal Can la campaña alcanzó niveles nunca vistos.

"Es una acusación directa. La arbitrariedad no es algo nuevo, pero en esta elección se han cruzado todos los límites", aseguraba.

Las próximas horas son cruciales. Los periodistas turcos han creado un centro para seguir cualquier supuesta irregularidad en la votación.

Independientemente del resultado en Estambul, Ozel dice que está contento de haber podido enviar un mensaje al Gobierno.

"Votar es nuestro deber de ciudadanos. Votamos para elegir quién nos va a gobernar", declaraba.

Ahora, los votantes como Ozel esperan a ver si el Gobierno ha escuchado su mensaje.