Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

#EURoadTrip En Ruta a las Europeas - Día 13: Hablamos con los "chalecos amarillos"

#EURoadTrip En Ruta a las Europeas - Día 13: Hablamos con los "chalecos amarillos"
Tamaño de texto Aa Aa

Euronews sigue su viaje a través de 14 países de la UE para escuchar las preocupaciones de los ciudadanos de cara a las elecciones europeas de mayo.

Ya en Francia, el equipo llega a la ciudad de Narbona, que fue uno de los bastiones del movimiento de los "chalecos amarillos".

Cyril Fourneris, Euronews: "Nuestro viaje a las elecciones europeas continúa. Hoy estamos en Narbona, una pequeña y tranquila ciudad del sur de Francia que fue uno de los bastiones del movimiento de los "chalecos amarillos". Hemos quedado con varios de sus miembros aquí, en la rotonda del ánfora, que a veces ocupaban día y noche. Nos han explicado por qué no han dejado aún sus chalecos, casi cinco meses después del inicio de las protestas y les hemos preguntado: ¿Cuál es el futuro de los "chalecos amarillos?"

El movimiento de los "chalecos amarillos" comenzó por la subida de los precios de la gasolina pero pronto derivó hacia algo más.

Mira: [Mapa interactivo] #EURoadTrip - Euronews recorre Europa antes de las Elecciones europeas

Nos explican que la razón por la que continúan su lucha es porque la vida se ha vuelto muy cara y sus sueldos no les llegan a fin de mes.

Laly explica que recibe 480 euros al mes de ayuda social mínima: "Con eso tengo que pagar mi cuenta de la luz, que es de 162 euros. También recibí mi cuenta de agua de 170 euros, gracias. Haga las cuentas, eso es lo que me queda por mes. 50 euros para cuatro semanas, para vivir, comer. Eso es todo".

Según explican no es el único caso, hay mucha gente así.

El movimiento de los "chalecos amarillos" es apolítico y la mayoría quieren que continúe siendo así. Pero para William, de 68 años, la única forma de que se les escuche es por ese medio:

"Si el movimiento continúa inevitablemente tendrán que organizarse. Tendrán que crear un movimiento político como los de Italia o España. Ocurrirá y espero que lo hagan. Porque, desgraciadamente, sin políticos nadie escucha, nadie te habla. Tendrán que entrar en este... mundo de podridos".

#EURoadTrip, euronews en ruta hacia las elecciones europeas