Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Judo para todos en el Gran Premio de Antalya

Judo para todos en el Gran Premio de Antalya
Derechos de autor
Anadolu Ajansı
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El Gran Premio de Antalya volvió a demostrar una vez más la universalidad del judo. Catorce países diferentes se hicieron con la medalla de oro en las distintas categorías.

Turquía fue una de las naciones que subió a lo más alto del podio. Mikail Ozerler fue nuestro hombre del día. Su técnica de makikomi hizo las delicias del público, concretamente de los niños, que habían estado todo el fin de semana esperando una medalla de oro.

Ozerler recibió la medalla de manos del presidente de la Federación Turca de Judo, Sezer Huysuz.

"Sentí la adrenalina al llegar a la final y me dio fuerza". Afirmó Ozerler tras su victoria. "Al final eso es lo que cuenta para mi: ver a los niños felices, ver que eres un ídolo para ellos. Quieren ser como tú y eso es lo que de verdad me hace feliz".

Anna Maria Wagner fue nuestra mujer del día. La joven judoca alemana, medalla de oro en el Gran Premio de Marrackeh, volvió a repetir en Antalya. Superando en astucia en dos ocasiones a la cubana, Kaliema Antomarchi, esperó el momento en el que su oponente intentó responder a un ataque para después volver a responder con otro contraataque. Kouchi y Ouchi. Un judo inteligente desplegado por la judoca germana:

"El Kouchi no estaba planeado, pero cuando ataqué con un uchi mata ella quisó contraatacar y entonces tuve la oportunidad de contraatacar yo. Sentí que era el momento adecuado para un kouchi y funcionó".

Un kouchi fue también el que le dió la victoria a Alexandre Iddir en la categoría de -100 kilos imponiéndose al brasileño Rafael Buzacarini en un ejemplo perfecto de acción y reacción.

Iryna Kindzerska de Azerbaiyán se coronó campeona en la categoría de +78 kilos con una enorme técnica de lanzamiento que le valió un rotundo ippon para ganar su segundo gran premio del año.

El holandés Roy Meyer se hizo con la categoría de pesos pesados masculina puntuando un waza ari contra el campeón del Gran Premio de Tiflis de la semana pasada, Leviani Matiashvili, y se colgó su primer oro desde 2017.

Nuestro movimiento del día lo protagonizó el campeón del mundo de 2014 en la categoría de -81 kilos, Avtandili Tchrikishvili. El georgiano ha demostrado que se ha asentado en la categoría de -90 kilos tras derrotar a Aleksandar Kukolj, uno de los mejores judocas del momento.

Un maravilloso espectáculo para los niños del campo de refugiados de Kilis que fueron invitados a acudir al Gran Premio de Antalya.