Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La escuela de Barcelona aclara la polémica sobre los cuentos infantiles

La escuela de Barcelona aclara la polémica sobre los cuentos infantiles
Derechos de autor
Josuneruizcarrillo -
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La escuela pública Tàber de Barcelona ha sido el centro de una gran polémica entre los medios de comunicación y las redes sociales, desde el jueves 11 de abril, por haber supuestamente retirado el 30% de su colección de libros tachados de sexistas.

Nada más lejos de la realidad

Anna Tutzó, la responsable de la comisión de género de la Asociación de Familias de Alumnos de la escuela Tàber, ha explicado a Rac1, radio catalana, que se trata de un terrible malentendido. La escuela se limitaba a hacer un análisis de más de los 600 cuentos presentes en la biblioteca del parvulario.

"Vimos que un 11% de los libros eran buenos en perspectiva de género y un 30% muy negativos, altamente estereotipados y con contenidos machistas y racistas" declara la responsable.

El objetivo era realizar un repertorio de los libros estereotipados y debatir con los niños sobre el contenido para fomentar su espíritu crítico.

Los clásicos infantiles tachados de sexistas

“La caperucita Roja”, “Sant Jordi” y “La Bella durmiente” hacen parte del negativo elenco. Anna señala que, aunque lo sean, hay que contextualizarlos y darles otro enfoque para actualizarlos.

Ella afirma que los libros no han sido retirados, pero que los padres quieren que el catálogo de la biblioteca se renueve con nuevas historias y "evitar que los más pequeños se empapen de estereotipos machistas".

Desde ayer, las redes sociales se han encendido, dando lugar a replicas como estas:

La mayoría de los usuarios de twitter estiman que no son cuentos machistas y critican esta presunta medida que es, según ellos, extrema.

Por el momento, el establecimiento no ha conseguido apagar los fuegos y a dar a entender sus intenciones.

La escuela pública Tàber de Barcelona ha sido la primera en tomar la iniciativa de analizar los clásicos infantiles y tal vez este hecho de pie a examinarlos en otros colegios.