Última hora

Última hora

Continúan los bombardeos sobre Trípoli

Continúan los bombardeos sobre Trípoli
Tamaño de texto Aa Aa

El mariscal Jalifa Hafter continúa bombardeando Trípoli. La ofensiva que dura ya dos semanas llevada a cabo por el líder del Ejército Nacional Libio ha dejado un saldo de más de 200 muertos, 18 de ellos civiles, y más de 900 heridos, según la Organización Mundial de la Salud.

Tras los intensos bombardeos de los últimos días, decenas de residentes de los barrios de la periferia de la capital han huido de sus hogares.

"Pedimos a las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad: 'Escuchen. Escuchen los bombardeos. Así es la vida en la zona de Al-Suani'. Nos están bombardeando. Por eso tienen que encontrar una solución para nosotros, por favor, encuéntrenla. Haftar está bombardeando a civiles, ha destruido Al-Suani", decía desesperado un hombre.

Unas 25.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

"Esto es un bombardeo al azar. ¿De dónde vienen las bombas por la noche? Han destruido el mundo. He tenido que dejar mi casa. No tengo casa, ni coche, ni nada. Estas son buenas personas que nos están ayudando. Ellos son los que nos sacaron de la zona. Lo juro, están bombardeando mi casa", decía otro.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió este jueves para abordar la crisis en Libia pero no logra ponerse de acuerdo para pedir un alto el fuego.

Mientras que algunos de sus miembros apoyan al Gobierno de Unidad Nacional, presidido por Fayez Serraj y respaldado por el organismo, otros defienden al mariscal Jalifa Hafter, que controla prácticamente todo el país a excepción de la capital y Misrata.

"Si la comunidad internacional les retira la ayuda, y países que les apoyan, como Turquía, dejan de enviarles sus flotas y navíos a Misrata y a la zona oeste, el conflicto acabará pronto, porque las milicias no tendrían poder para resistir al Ejército", afirmaba el primer ministro del Gobierno en el este, Abdullah Al-Thani.

El jueves el ministro del Interior de Trípoli acusó a Francia de respaldar a Haftar, a pesar de que París reitera su apoyo al gobierno de Unidad Nacional reconocido internacionalmente.

Sin embargo, Francia ha ayudado en varias ocasiones al mariscal, lo que no ha gustado al resto de países de la UE y también se ve con recelo desde Trípoli.