Última hora

Última hora

La violencia vuelve a Irlanda del Norte

La violencia vuelve a Irlanda del Norte
Derechos de autor
REUTERS/CLODAGH KILCOYNE
Tamaño de texto Aa Aa

Londonderry fue escenario de algunos de los episodios más sangrientos del conflicto de Irlanda del Norte. Esta ciudad aún sigue dividida entre el lado republicano, católico, y la otra orilla del río, unionista protestante. Pero desde el Acuerdo de Viernes Santo, firmado en 1998, se han construido puentes, también en sentido figurativo, para tratar de unir a las dos comunidades.

Sin embargo, la paz se volvió a romper cuando el pasado jueves una bala se cobró la vida de una joven.

Lyra Mckee era una célebre periodista de 29 años. La semana pasada estaba en esta calle de Londonderry haciendo su trabajo, cubriendo las protestas en el aniversario del Alzamiento de Pascua. Hacía poco tiempo que se había mudado aquí para estar con Sara, su pareja. De hecho, la semana siguiente iban a ir de vacaciones a Nueva York, donde le iba a pedir que se casara con ella. Pero en vez de eso, su vida acabó aquí. Fue disparada y asesinada por un miembro de la Nueva IRA.

La comunidad y los líderes políticos de las partes divididas han condenado el asesinato. La pareja de Lyra, Sara, también ha alzado su voz.

Julie, amiga íntima de Sara, ha estado ayudándola preparando un funeral especial. Nos ha contado algunos recuerdos de Lyra:

"Sabía lo que era lo correcto y siempre lo defendió. Se involucró mucho con las personas sin techo, con los temas de la comunidad LGBTI...era una persona brillante. No podían golpear a alguien más agradable que ella, privarnos de alguien así..."

Buscando respuestas al por qué ocurre esto ahora, algunos piensan que se debe al Brexit y al fracaso para formar Gobierno tras las elecciones legislativas de hace dos años.

Colum Eastwood, líder del Partido Socialdemócrata y Laborista, piensa que "ahora tenemos un vacío político en Irlanda del Norte que necesita resolverse, porque los vacíos políticos pueden provocar un peligro real en las calles. Por eso nuestros políticos, a quienes he escrito, incluyendo al primer ministro Leo Varadkar, necesitan mostrar unidad ahora. El pueblo está decidido a quitarse a esta gente de encima, y no vamos a permitirles que nos zarandeen de un lado para otro."

Otros, como el periodista Eamon McCann, que conocía a Lyra, piensa que la causa puede ser el fracaso de los políticos de no cumplir con sus promesas sobre el futuro de la economía.

"Si miras alrededor, verás pintadas en las paredes de hombres armados. Literalmente, se invita a muchos jóvenes a acercarse para ver estas imágenes...como si fueran héroes del pasado. Ahora, para los adolescentes que no han vivido mucho y con poco futuro, esta idea de convertirse en miembro del Nuevo IRA, o lo que sea, les atrae, como si fuera algo casi glamuroso."

Por ahora, muchos aquí están intentando asegurarse de que el nombre de Lyra y lo que ella representaba, no se olvide.