Última hora

Última hora

Budapest, otra ciudad donde el ciclismo urbano empieza a emerger

Budapest, otra ciudad donde el ciclismo urbano empieza a emerger
Tamaño de texto Aa Aa

Budapest potencia las dos ruedas, incrementando el número de carriles y una flota atractiva de bicis, conocidas bajo el nombre de Bubi bikes.

Su uso es gratuito durante los primeros 30 minutos, y cada vez es más frecuente verlas circular por la capital húngara.

"El MOL Bubi forma una parte importante en el transporte urbano en Budapest. Actualmente disponemos de 128 puntos de recogida y más de 1.500 bicicletas disponibles", asegura Balázs Both, jefe de marketing de BKK Budapest

Las bicicletas se fabrican en Hungría. Están disponibles durante las 24 horas y el pago podrá hacerse tanto con tarjetas de crédito como por teléfono móvil. Los usuarios locales pueden pagar una suscripción anual de 60 euros.

Para extraer la bici se puede utilizar una tarjeta o bien a través de códigos:

"Elijo la bicicleta que quiero, luego voy hasta el fondo y escribo mi número de teléfono....La máquina me pedirá mi código pin....me pide que espere. Luego la saco hacia afuera tirando del soporte y ajusto el pasador del asiento a la altura adecuada para mí", explica Simon Nyiro, usuario habitual de Bubi

La red de bicicletas Bubi recibió un gran apoyo de la UE.

El proyecto comenzó en 2014 con un coste de 3,3 millones de euros , de los cuales 2,8 millones de euros fueron financiados a través de los Fondos de Cohesión.

Desde su lanzamiento, los usuarios de Bubi han realizado más de 2,5 millones de viajes.

Actualmente existen 128 puntos de recogida de Bubi por toda la ciudad, pero hay planes para crear hasta un total de 225.

Las estaciones se instalan en pocas horas y funcionan de forma independiente con energía solar y batería.

Las autoridades municipales ven las bicicletas Bubi como un complemento a otras opciones de transporte, como el tranvía y el metro, especialmente para trayectos cortos.

"Los usuarios utilizan estas bicis para distancias cortas, por lo que estamos intentando aumentar el número de puntos de recogida por toda la ciudad.. De media hay medio kilómetro, unos 500 metros, entre un punto de recogida y otro, lo que según nuestos datos se ajusta mucho a esa demanda", dice Balázs Both.

El número de ciclistas en Budapest se ha incrementado a un ritmo de entre un 30a un 40% en los últimos años, lo que favorece los planes del Gobierno por conseguir una ciudad más sostenible."

"Mi experiencia es que los conductores son más conscientes de los ciclistas en la carretera y nos respetan más, además hay más carriles para bicis, claro", opina una usuaria.

Actualmente Budapest cuenta con unos 500 kilómetros de Vías para Bicicletas construidas o renovadas en los últimos 4 años. Una buena forma, según la compañía Bubi para aligerar la gran congrestión de tráfico que todavía afecta al centro de la ciudad.

"No se puede esperar que Budapest se convierta de la noche a la mañana en una ciudad llena de bicicletas, como Amsterdam. Pero si nos fijamos en la situación de hace cuatro años, podemos ver una buena evolución. Así que si esta tendencia continua en el futuro Budapest se convertirá en una ciudad más amiga de la bici y mejor habitable, añade "Balázs Both, jefe de marketing de de BKK Budapést.