Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El príncipe Enrique emocionado con el nacimiento de su primer hijo: "Es absolutamente increíble"

El príncipe Enrique emocionado con el nacimiento de su primer hijo: "Es absolutamente increíble"
Derechos de autor
Steve Parsons/Pool via REUTERS
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Meghan Markle y el príncipe Enrique de Inglaterra han sido padres de un niño este lunes por la mañana.

Enrique ha definido el parto como "la experiencia más increíble que podría haber imaginado" en declaraciones a NBC, en las que ha confirmado que el bebé y Markle se encuentran bien.

"No he estado en muchos nacimientos. Este es definitivamente mi primer nacimiento. Fue increíble, absolutamente increíble", ha añadido. "Estoy tan increíblemente orgulloso de mi esposa, y como todo padre diría, su bebé es absolutamente increíble".

"Ambos estamos absolutamente emocionados y agradecidos por todo el amor y el apoyo de todos los que están ahí fuera", ha añadido. "Ha sido increíble, así que queríamos compartir esto con todos".

Preguntado por el nombre, Enrique ha asegurado que todavía lo están pensando, a pesar de que ha precisado que el retraso en el parto les ha dado más dado más días para meditar. Alexander, Arthur, Philip, James y Albert son algunos de los nombres que se barajan en las casas de apuestas británicas, que apostaban, hasta que se ha anunciado el nacimiento de un niño, que se trataría de una niña llamada Diana.

El bebé, el primero de la pareja, es el séptimo en la línea de llegada al trono británico. En su cuenta oficial de Instagram, la pareja ha confirmado que pesó 3,260 kilos al nacer.

Es el octavo bisnieto de la reina de 93 años de edad, la monarca que más tiempo ha reinado en el mundo, y podría tener derecho a la ciudadanía conjunta británica y estadounidense de acuerdo con las normas de nacionalidad.

Sin embargo, no será automáticamente nombrado príncipe, ya que cualquier título tendrá que ser otorgado por la reina.

La pareja real dejó claro desde el inicio que la información sobre el nacimiento sería limitada. "Sus Altezas Reales han tomado la decisión personal de mantener en privado los planes sobre la llegada de su bebé", dijo el palacio en una declaración del 11 de abril. "El duque y la duquesa esperan compartir las emocionantes noticias con todos una vez que hayan tenido la oportunidad de celebrar en privado como una nueva familia".

El príncipe Enrique confirmó el lunes su deseo de privacidad asegurando que probablemente no será hasta en un plazo de dos días cuando vuelvan a dirigirse a la prensa para presentar al niño.

El embarazo fue anunciado el 15 de octubre de 2018 mientras la pareja estaba de gira por Australia.

Secretismo en torno al parto

Meghan dio a luz en una clínica privada del centro de Londres, en la que había ingresado el domingo dado que el bebé nacía con retraso, según informa este martes el tabloide británico "Daily Mail".

Hasta ahora, se creía que Meghan Markle, de 37 años, había dado a luz en su casa de Frogmore Cottage, en los terrenos de Windsor (a las afueras de Londres), pero al parecer fue llevada el domingo a la clínica Portland por el príncipe Enrique y un equipo de seguridad.

De acuerdo con el diario, el traslado de Meghan a la clínica se hizo en absoluto secreto, ya que ni los más destacados miembros de la familia real estaban al tanto de la hospitalización.

Por el momento, se desconoce si a la duquesa se le provocó el parto, pero el mismo duque de Sussex, de 34 años, confirmó ayer en unas breves declaraciones a los medios que el bebé llevaba retraso.

La clínica de Portland, especializada en ginecología y obstetricia, es utilizada por famosos y fue allí donde nacieron las dos hijas del duque de York, las princesas Beatriz y Eugenia.

En el caso de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, sus tres hijos nacieron en la sala privada Lindo del hospital St Mary's, del centro de la capital británica, y horas después del nacimiento, ambos salieron para posar ante los medios.