La derrota del Barça llega hasta el Parlamento británico

La derrota del Barça llega hasta el Parlamento británico
Derechos de autor
REUTERS/Hannah Mckay
Tamaño de texto Aa Aa

La sonada derrota del Barcelona ante el Liverpool del martes por la noche ha dado mucho que hablar en el Parlamento británico.

El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, dijo que Theresa May debería pedir consejo al técnico del conjunto inglés, el alemán Jürgen Klopp, sobre cómo triunfar en Europa:

"En vista de la increíble actuación del Liverpool anoche, quizás la primera ministra podría aceptar algunos consejos de Jürgen Klopp sobre cómo obtener buenos resultados en Europa".

May respondía:

"Creo que la victoria del Liverpool contra el Barcelona de anoche muestra que cuando todo el mundo dice que se ha acabado, que tu rival europeo te ha vencido, que el tiempo se está acabando, que es hora de admitir la derrota, en realidad todavía podemos tener éxito si todo el mundo se une".

El Gobierno británico confirmó este martes que ante la falta de consenso para el Brexit a corto plazo, el Reino Unido concurrirá a los comicios europeos.

May volvió a descartar la celebración de un segundo referéndum:

"En relación a la cuestión de un segundo referéndum sigo siendo de la opinión que siempre he mantenido y no voy a cambiar mi respuesta. Tenemos que cumplir con el resultado del primer referéndum".

May sigue tratando de lograr un acuerdo con la oposición laborista para aprobar un acuerdo sobre el Brexit en el Parlamento británico, a lo que se suman las presiones que sufre, incluso, desde dentro de su propio partido.

"¿No es hora de echarse a un lado y dejar que alguien nuevo lidere nuestro partido, nuestro país y las negociaciones?", le preguntaba la diputada conservadora Andrea Jenkyns.

"No es una cuestión sobre mí ni una cuestión sobre ella", decía May. Si fuera por mí y mi voto ya estaríamos fuera de la Unión Europea".

Esta ha sido la primera comparecencia de la primera ministra británica en la Cámara de los Comunes tras la fuerte derrota de su partido en las elecciones municipales del 2 de mayo y que también sufrieron en menor medida los laboristas.

Los grandes beneficiados fueron los partidos proeuropeos que, junto con los pro Brexit, se espera que sean los grandes ganadores en los comicios europeos.