Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Cisma político en Austria tras el Ibizagate

Cisma político en Austria tras el Ibizagate
Derechos de autor
REUTERS/Leonhard Foeger
Tamaño de texto Aa Aa

El escándalo del Caso Ibiza ha hecho mella en la política austríaca. El canciller Sebastian Kurz compareció este lunes confirmando el adelanto de las elecciones, que tendrán lugar el próximo mes de septiembre. Kurz dijo ir de la mano del presidente Alexander Van der Bellen, a la vez que aprovechó para tirar piedras al tejado del Partido de la Libertad (FPÖ).

"La decisión del ministro de Interior de nombrar al ya de por sí controvertido secretario general, Peter Goldgruber, como director general de seguridad pública, demuestra claramente que todavía no existe la conciencia necesaria para revisar y tratar el escándalo como debe ser tratado".

La reacción del ministro de Interior no se hizo esperar. Herbert Kickel recordó el corrupto historial del partido conservador, en una clara muestra de que la coalición del gobierno austríaco está rota.

"Cuando en el 2011 hubo investigaciones y procesos legales contra la corrupción de políticos de alto rango del partido popular, como el exministro de Interior, Ernst Strasser, tanto el ministerio de justicia como el ministerio del interior estaban en las manos negras de los conservadores. A veces me pregunto por qué el canciller federal de esta república o sus asesores llegan tan lejos como para acercar una función pública perfecta e impecable al abuso de poder".

El pasado viernes salía a la luz un vídeo en el que el vicecanciller y líder del FPÖ, Heinz-Christian Strache, negociaba favores a cambio de respaldo electoral. Fue el detonante que hizo estallar la crisis política en Austria.