Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Chelsea - Arsenal: La gran final de las polémicas

Chelsea - Arsenal: La gran final de las polémicas
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Todo preparado en el Estadio Olímpico de Bakú para la gran final de la Europa League. Chelsea y Arsenal, ambos de Londres, llegan a la cita con ganas de cerrar con un título la temporada 2018/2019.

Para el Arsenal, esta sería la primera Europa League de su historia. En su largo camino a la final, los gunners se han desecho de grandes equipos como el Nápoles o el Valencia. A su favor, la experiencia de su técnico. Esta será la cuarta final de Europa League que dispute Unai Emery.

"El objetivo fundamental es el de jugar para tenr la posibilidad de ganar el título", decía en sala de prensa en técnico español. "Y el segundo objetivo es el de alcanzar la Champions League a través de esta competición".

El Chelsea, por su parte, tratará de hacerse en Bakú con la que sería su segunda Europa League, tras la conseguida en 2013 ante el Benfica. Los blues llegan con el futuro de varios de sus hombres en el aire, un factor que su entrenador no quiere que descentre a sus jugadores de lo que de verdad importa:

"Quiero pensar solo en la final", decía Sarri al ser preguntado sobre su continuidad. "A partir de ahí, tengo contrato por dos años, así que hablaré con el club y veremos".

Los altos precios y la lejanía del escenario de la final se han convertido en los últimos días en los protagonistas de esta cita. Tanto Arsenal como Chelsea acabaron devolviendo la mitad de las entradas de las que disponían para vender a sus aficionados:

"Estoy muy decepcionado", decía Sarri sobre este asunto. "Porque hemos trabajado para jugar esta clase de partidos y queremos que los nuestros estén aquí con nosotros".

La final de Mkhitaryan

El otro gran protagonista del choque es sin duda el mediapunta del Arsenal Henrikh Mkhitaryan, que finalmente se queda fuera de este partido por razones políticas. La actual tensión entre Armenia y Azerbaiyán ha acabado por dejar fuera de la convocatoria al jugador gunner, de nacionalidad armenia.

Por norma, los ciudadanos armenios no son aceptados en Azerbaiyán, y aunque en el caso de Mkhitaryan se podría haber hecho una excepción mediante un visado, finalmente se ha decidido dejarle en Reino Unido por su propia seguridad.

El caso Mkhitaryan ha acabado siendo otro de los detonantes de la falta de aficionados este miércoles en el Estadio Olímpico de Bakú: muchos seguidores de Arsenal no quieren formar parte de una fiesta en la que uno de los suyos no es bienvenido. La final de Bakú, sea cual sea el resultado, ya ha pasado a la historia del fútbol.