Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La pornografía, "educación sexual" de muchos adolescentes españoles

La pornografía, "educación sexual" de muchos adolescentes españoles
Derechos de autor
Jóvenes e inclusión
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El acceso temprano, fácil y más o menos generalizado a la pornografía que ofrece internet y en particular los teléfonos móviles está transformando las relaciones sentimentales y sexuales de los jóvenes españoles. Es una de las principales conclusiones de la investigación "Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales", elaborada por la red Jóvenes e Inclusión y la Universidad española de las Islas Baleares.

El estudio concluye que el 70% por ciento de los jóvenes españoles ha visto porno en internet, con contenidos cargados de machismo y de prácticas sexuales de riesgo o a veces simplemente ilegales.

Los adolescentes comienzan a consumirlo de manera generalizada a los 14 años, aunque acceden por vez primera a los ocho. Un cuarto de los menores de 13 años decía haber tenido acceso al "porno" alguna vez.

Entre sus consecuencias, más consumo de prostitución y cambios en las relaciones interpersonales. Los jóvenes absorben una imagen completamente distorsionada de cómo deben desarrollarse las relaciones íntimas.

El estudio se basa en las respuestas de una encuesta entre casi 2.500 personas de entre 16 y 29 años, en su mayoría heterosexuales (76,7 %).

Aunque no busquen pornografía, la encuentran

El documento destaca también el aumento de las violaciones en grupo en España -más de 100 judicializadas actualmente, con 350 personas encausadas-, subrayó Carmen Orte, docente de la Universidad balear.

De hecho, el vídeo pornográfico más visto en la actualidad en internet escenifica "una violación en grupo muy violenta", explicó. Casi un 70 % de los entrevistados reconoce que ha recibido una educación afectivo-sexual "insatisfactoria" y para resolver sus dudas acude a las amistades en un 72,8 % de los casos; e internet en el 69,1 %.

"Los padres y profesores solo son una opción para el 27,5 %", lo que significa que "los adultos no existimos para aconsejarlos en materia sexual", indicó Lluis Ballester, del departamento de Pedagogía de la Universidad balear y uno de los responsables del informe.

Son los hombres los que consumen porno mayoritariamente (un 87 %), aunque en los últimos cinco años han aumentado en un 20 % el acceso a la pornografía por parte de las mujeres.

En el 43,9 % de los casos (62,4 % chicos y 25,3 % chicas) acceden al porno en las redes para masturbarse, por curiosidad el 40 % y para aprender sobre sexo el 25,4 %.

En cuanto a la frecuencia un 40,2% dice ver pornografía "alguna vez", y el 18,6% "semanalmente". La encuesta está plagada de respuestas "no contesta" y "no aplicable".

Orte añadió que el hecho de que el acceso al porno se haya reducido a los 8 años se debe a que "simplemente los menores tienen un móvil, en el que, aunque no busquen la pornografía, se la encuentran". La principal fuente, eso sí, son los amigos (43,9%).

Violencia, machismo y conductas sexuales de riesgo

Además, este primer informe sobre el impacto de la pornografía en los adolescentes, alerta de que el porno en internet - más accesible, asequible, sin límite y anónimo - está detrás del aumento de prácticas sexuales de riesgo para la salud.

"Sexo sin preservativo o presencia de violencia abierta con estrangulamientos o fuertes golpes" normalizan en los jóvenes estas situaciones, que demandan a sus parejas o les incitan a recurrir a la prostitución para realizarlas, según Ballester.

"Un 50 % reconoce haber incrementado las prácticas de riesgo después de consumir pornografía y el 4,5 % ha pagado por encuentros sexuales o estaría dispuesto a hacerlo", según el pedagogo, que denunció "la avalancha de anuncios de contactos sexuales que se reciben mientras se visiona porno".

Insistió también en la "cosificación de la mujer" en el porno consumido en la red, que la reduce a objeto sexual disponible para el hombre, ya que "se silencia el deseo femenino y todo empieza y acaba con la erección masculina".

Otro cambio que está provocanndo el acceso inmediato a Internet es la seducción y las relaciones sentimentales: al menos 300.000 hombres entre 16 y 29 años ya han tenido contactos sexuales por medio de anuncios en webs de pornografía. Casi una cuarte parte no contestan, por lo que estas conductas podrían estar más extendidas, según Jóvenes e Inclusión.

El diario El País destaca el éxito de algunas aplicaciones que proponen contactos sexuales al azar. Los jóvenes reciben toneladas de propuestas de este tipo de aplicaciones cuando acceden a la pornografía en Internet.

¿La nueva educación sexual?

En un debate posterior, la exministra socialista de Sanidad Carmen Montón denunció que el "nuevo porno" (el consumido a través de internet) "genera la creencia de que los hombres tienen acceso libre al cuerpo de las mujeres" y calificó de "preocupante" que la "pornografía se haya convertido en la nueva educación sexual".

"Educa en conductas y creencias violentas con el resultado de la supremacía del varón" sobre la mujer, subrayó Montón.

Rechazó la prohibición de la pornografía, pero propuso desarrollar acciones de prevención concretas "e incrementar la vigilancia respecto a los menores".

Orte destacó que esta representación de la mujer coincide con el mencionado aumento de las violaciones grupales.

Ante este panorama, Rosa Martínez, de la Universidad española de Vigo, reclamó un debate social para desarrollar un modelo educativo "integrador" que "respete la diversidad sexual con actitudes democráticas".

Los expertos abogan por hablar abiertamente con los jóvenes sobre el tema en casa.