Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Locura en Toronto tras llevarse los Raptors el anillo de la NBA

Locura en Toronto tras llevarse los Raptors el anillo de la NBA
Derechos de autor
Kelvin Kuo-USA TODAY Sports
Tamaño de texto Aa Aa

Los Raptors de Toronto, favorecidos con las bajas del alero Kevin Durant y del escolta Klay Thompson, derrotaron a domicilio por 110-114 a los Warriors de Golden State en el sexto partido de las Finales de la NBA que ganaron por 4-2 al mejor de siete.

El triunfo permitió a los Raptors, que debutaron en las Finales de la NBA, conseguir su primer título en la historia del equipo y llevarlo a Canadá.

Aunque el alero estrella Kawhi Leonard se encargó de sentenciar el partido cuando a falta de nueve décimas de segundo anotó tres tiros de personal con una técnica por violación de tiempo muerto y dos tiros de personal, que lo dejaron con 22 puntos, los héroes de los nuevos campeones fueron los reservas, el base Fred VanVleet y el ala-pívot congoleño español Serge Ibaka.

VanVlees fue decisivo en el cuarto periodo con sus triples y al aportar 22 puntos al concluir el partido, mientras que Ibaka logró otros 15 que fueron decisivos.

El gran derrotado el base Stephen Curry, quien a falta de ocho segundos, con el marcador parcial en 110-111, falló un triple que podría haber sido el del triunfo de los Warriors.

Curry, como en toda la serie, desapareció cuando más lo necesitó el equipo después que la gran figura de los Warriors, Thompson, se tuvo que ir a los vestuarios lesionado a falta de 2:22 minutos para el final del tercer periodo cuando tenía en su haber 30 puntos y era la gran figura.

Ahí fue cuando los Warriors, que acabaron el periodo con ventaja parcial de 88-86, perdieron el partido porque aunque se mantuvieron con el marcador igualado, ya nunca tuvieron en el campo al jugador que pudiese conseguir las canastas que lo rompiesen a su favor.

Lo que si sucedió con VanVleet, quien acabó el partido con 5 triples de 11 intentos y 5-5 desde la línea de personal, mientras que el ala-pívot camerunés Pascal Siakam y el base Kyle Lowry lograron 26 puntos cada uno como máximos encestadores de los Raptors.

Leonard esta vez no pudo ser el líder del equipo al cargarse de personales, pero a diferencia de Curry, si anotó los tantos decisivos y acabó el partido con 22 siendo el quinto jugador de los Raptors que tuvieron números de dos dígitos.

Sus brillantes actuaciones en los cinco partidos anteriores le hicieron merecedor al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales.

Ibaka, excepcional en su juego interior, disputó 22 minutos y fue el jugador más eficaz en el ataque de los Raptors al anotar 7 de 12 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 1 de 2 desde la línea de personal.

Bajo los aros Ibaka capturó tres rebotes -dos defensivos- y dio dos asistencias, perdió un balón y cometió cuatro faltas personales.

El pívot español Marc Gasol, que llegó traspasado a los Raptors el pasado 7 de marzo, no tuvo su mejor inspiración encestadora, pero de nuevo protagonizó una gran labor defensiva dentro de la pintura e hizo historia al unirse a Pau como los únicos hermanos que han ganado el título de liga.

El mediano de los hermanos Gasol disputó 27 minutos en los que aportó tres puntos, todos conseguidos desde la línea de personal (3-4) después que falló los cinco tiros de campo que hizo, incluidos dos intentos de triples.

Pero dentro de la pintura capturó nueve rebotes -seis defensivos-, repartió cuatro asistencias, perdió un balón y cometió cuatro faltas personales.

Por los Warriors, junto a Thompson, que anotó 8 de 12 tiros de campo, incluidos 4 de 6 triples, el escolta Andre Iguodala fue decisivo en mantener al equipo con 22 puntos.

Mientras que Curry acabó con 21 puntos y siete asistencias, que no fueron suficientes a la hora de evitar la perdida el título por parte de los Warriors que buscaban el tercero consecutivo en los últimos cinco años de haber llegado a las Finales de la NBA.

Una vez más el ala-pívot Draymond Green volvió a ser también el jugador más completo que no falló al aportar un triple-doble de 11 puntos, 19 rebotes -15 defensivos-, 13 asistencias, tres robos y dos tapones.

Pero tuvo su punto débil en los ocho balones que perdió de los 16 que acumuló el equipo, siendo otra de las claves de la derrota de los ahora ya excampeones de la NBA.

Después de haber comenzado arrolladores los Raptors con tres triples consecutivos y parciales de 2-11 y 8-17, los Warriors comenzaron a igualar el juego y siempre estuvieron metidos en el partido para irse al descanso con parcial e 57-60.

A pesar que los Raptors tuvieron un 54 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 53 de triples con 9 de 18 y Lowry de gran figura al conseguir 21 puntos, con 7 de 10 tiros de campo, incluidos 4 de 5 triples, seis asistencias y seis rebotes.

Thompson con 18 puntos, incluidos dos triples, e Iguodala factor sorpresa de 11 tantos, además de Green, que se encargaba del juego interior con nueve rebotes, ocho asistencias y cuatro puntos fueron los que mantuvieron a los Warriors en el partido.

Curry estaba sin tener su mejor inspiración en todas las facetas del juego y las 10 perdidas de balón era el reflejo claro de que no había llegado al Oracle Arena, donde se jugó el último partido de su historia desde que se inauguró en 1966, con la inspiración para salvar a los Warriors y darles la oportunidad de ir a un séptimo partido.

La lesión de Thompson en el tercer periodo, se agravó el tirón muscular que había sufrido en el segundo partido, tampoco iba a favorecer a los Warriors, que mostraron su clase de campeones, pero al final sin dos de sus estrellas no pudieron con unos Raptors, que aprovecharon al máximo su ausencias, tanto que les valió su primer título de liga.

Los Gasol pasan a la historia

La historia de la NBA está llena de dinastías, padres e hijos que ha competido en la liga profesional norteamericana e incluso abuelos y nietos, pero hasta ahora nadie había logrado lo que los Gasol, dos hermanos en posesión del título de campeones.

Es también la primera vez en la historia que un equipo no estadounidense gana el campeonato de la NBA. Han sido necesarios 14 años desde que en 1995, la NBA admitió sus dos primeros equipos de fuera de Estados Unidos, los Toronto Raptors y los Vancouver Grizzlies.

Los Grizzlies no pudieron sobrevivir en la ciudad del Pacífico canadiense y tras seis temporadas, en 2002 se trasladaron a la ciudad estadounidense de Memphis. Fue en ese equipo en el que militaron tanto Pau como Marc Gasol durante años.

Pero los Raptors, a pesar de unos primeros años que muchos consideran deprimentes, no sólo han conseguido sobrevivir en Toronto sino que han dado a Canadá su primer título de la NBA.

Quienes también han conseguido hoy algo histórico son Marc Gasol, Serge Ibaka y Sergio Scariolo.

Hace casi exactamente 10 años que Pau, el mayor de la dinastía Gasol, obtuvo su primer anillo de campeón de la NBA. Fue el 14 de junio de 2009 cuando el pívot catalán se convirtió en el primer español en conseguir el preciado título de campeón de la NBA con Los Ángeles Lakers.

Pau Gasol ganaría un segundo título, también con los Lakers que derrotaron en la final a los Boston Celtics.

Desde entonces, ningún otro jugador español a conseguido lucir el preciado anillo de campeón de la NBA en sus dedos aunque dos, Serge Ibaka y José Manuel Calderón, han estado cerca.

Ibaka disputó su primera final de la NBA con 2012, cuando militaba en los Oklahoma City.

Y el base Calderón, que durante años jugó con los Toronto Raptors, llegó el año pasado a la final con los Celeveland Cavaliers tras trece temporadas en la NBA.

Hasta hoy, con la cuarta victoria de los Toronto Raptors ante Golden State Warriors en la final de la NBA, los dos españoles del equipo canadiense, Pau Gasol y Serge Ibaka, se suman a Marc Gasol en el olimpo de los jugadores españoles que han ganado la liga de baloncesto más competitiva del mundo.

Además, el actual seleccionador del equipo nacional de baloncesto de España, Sergio Scariolo, también ha conseguido hoy el título de la NBA ya que es uno de los segundo entrenadores de los Toronto Raptors.

Hay una larga lista de países con jugadores que han ganado la NBA como Serbia con Peja Stojakovic, Croacia con Toni Kukoc, Francia con Tony Parker, Alemania con Dirk Nowitzki, Nigeria con Hakeem Olajuwon o Argentina con Manu Ginobili por nombrar sólo a los más destacados.

Pero muy pocos países, por supuesto a excepción de Estados Unidos, pueden presumir de tener múltiples jugadores que han ganado títulos de la NBA, una categoría a la que hoy se sumó España.

Y lo que ningún otro país ha conseguido, ni siquiera Estados Unidos, es que dos hermanos luzcan anillos de la NBA. A pesar de que según algunas estadísticas en la NBA han jugado más de 50 combinaciones de hermanos.

Hoy en día, quizás el caso más conocido es el de los hermanos Curry, Stephen (Golden State Warriors) y Seth (Portland Blazers). Además, su padre es un famoso exjugador, Dell, que jugó con los Toronto Raptors de 1999 a 2002, cuando se retiró.

Lo que si hay son padres e hijos que comparten campeonatos. El primer dúo de padre-hijo que consiguió el ansiado título fue el compuesto por Matt Guokas Senior y Matt Guokas Junior. El padre consiguió un título de la Basketball Association of America (BAA), el precursor de la NBA, en 1947 con los Filadelfia Warriors, equipo que actualmente es Golden State Warriors.

Por su parte, Matt Guokas Junior se hizo con el campeonato de la NBA en 1967 con los Filadelfia 76ers.

Tras los Guokas, otros tres dúos de padre-hijo han logrado incorporar títulos de la NBA a su historial: Rick y Brent Barry, Bill y Luke Walton y Mychal y Klay Thompson.

Locura en las calles de Tornonto

Decenas de miles de personas se lanzaron a las calles de Toronto a celebrar en la noche del jueves la histórica victoria en la final de la NBA del equipo de baloncesto profesional, los Raptors.

Los Toronto Raptors ganaron por primera vez en su historia el campeonato de la NBA al derrotar en la noche del jueves en el sexto partido de la serie a los Golden State Warriors en Oakland (EE.UU.) por 110-114.

Es también la primera vez en la historia que un equipo canadiense se hace con el título de la NBA.

El título conseguido por Marc Gasol supone que por primera vez dos hermanos han sido campeones de la NBA. El hermano mayor de Marc, Pau Gasol, obtuvo dos campeonatos en 2009 y 2010 cuando militaba en Los Ángeles Lakers.

Aunque la mayoría de los aficionados que salieron a celebrar la victoria de los Raptors mantuvieron una actitud festiva, al menos dos coches de Policía resultaron dañados cuando numerosas personas se subieron en los vehículos en los alrededores del estadio Scotiabank Arena.

Miles de personas, entre ellas el rapero local Drake, se habían concentrado en los alrededores del estadio de los Raptors para seguir a través de pantallas gigantes el partido que se disputó en la localidad californiana de Oakland.

Tan pronto como el partido acabó, decenas de miles de personas se dirigieron hacia la plaza Dundas Square, situada al norte del Scotiabank Arena, para celebrar la victoria.

La Policía de Toronto cerró al tráfico la principal avenida de la ciudad, la calle Yonge, para permitir las celebraciones. Pero los agentes impidieron que los miles de personas que presenciaron el partido en las cercanías del Scotiabank Arena se dirigiesen hacia Dundas Square.

A través de Twitter, la Policía de Toronto felicitó a los Raptors y solicitó a los aficionados a "mantenerse seguros y celebrar con responsabilidad".

"Por favor, respeten a los agentes, sigan sus instrucciones y celebren esta noche con seguridad", añadió la Policía de Toronto.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, también utilizó Twitter para felicitar a los Raptors.

"Y así es como lo hacemos en el Norte", exclamó Trudeau tras la victoria del equipo canadiense.

Las celebraciones por la victoria de los Raptors no se limitaron a Toronto. En total, alrededor de 56 localidades canadienses e incluso alguna en Estados Unidos habían montado fiestas en las calles para presenciar en pantallas gigantes el partido de la noche del jueves.

Las concentraciones en ciudades como Montreal, Ottawa, Halifax, Calgary o Vancouver se convirtieron en fiestas callejeras tras el pitido final del partido.

Mientras, Toronto y los Raptors acordaron celebrar el lunes 17 de junio el tradicional desfile por las calles de la ciudad con los jugadores del equipo.

El desfile está previsto que se inicie a las 10.00 hora local (14.00 GMT) en las instalaciones donde entrena el equipo en el suroeste de la ciudad y terminará en la plaza Nathan Phillips, donde está el icónico edificio del ayuntamiento.