Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Finlandia quiere una UE comprometida contra el cambio climático

Finlandia quiere una UE comprometida contra el cambio climático
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La lucha contra el cambio climático ocupará los próximos seis meses un lugar preeminente en Bruselas con la presidencia de turno de Finlandia. El país nórdico compensará la contaminación procedente de los aviones con quinientos mil euros para financiar proyectos que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero. Superar la resistencia de los 28 para eliminar las emisiones de CO2 es una de los objetivos del nuevo primer ministro, Antti Rinne: "Las dos primeras palabras en nuestro programa de gobierno son cambio climático. Y lo son, porque no podemos arriesgar el futuro de la civilización debido al cambio climático".

Las negociaciones para el presupuesto comunitario que Helsinki quiere cerrar antes de que acabe el año, son un buen sitio en el que hacerlo. La idea es utilizar la cuarta parte de los fondos para políticas medioambientales dirigidas a una transición ecológica, como explica Annika Hedberg, analista del European Policy Centre: "Es importante lo que se haga con el 25% y, lo es mas lo que se haga con el 75% restante del presupuesto comunitario y en qué medida se alineará con estas grandes demandas y necesidades que nuestra sociedad y nuestra economía tienen si nos tomamos en serio el avance hacia una Unión Europea sin impacto climático. Pero también nos enfrentamos a los demás retos que tenemos: en lo que respecta a la competitividad, las crecientes desigualdades, las necesidades de digitalización y los desafios de seguridad a los que nos enfrentamos".

El presupuesto también puede ser fundamental para hacer cumplir el estado de Derecho, otra de las cuatro prioridades del Finlandia, que se completan con la integración y la seguridad. Hungría y Polonia están bajo sendos procesos derivados de su desdén hacia el artículo 7 (que contempla la posiblidad de sancionar a un estado miembro en caso de que se violen artículos fundamentales de la UE) del tratado de la Unión Europea y la actual comisión ha sugerido que parte de los fondos podrían ser congelados hasta que recuperen los valores comunitarios.

"Cuando observamos la atmósfera general, es evidente que existe un sentimiento entre muchos de los Estados miembros de que el presupuesto es una herramienta y podría utilizarse como tal a este respecto, pero será muy difícil lograr que todos se pongan de acuerdo", sostiene Hedberg.

Si el Brexit se completa, la Unión Europea perderá los 45.000 millones de euros aportados por Reino Unido, pero antes de eso Finlandia tendrá que resolver el rompecabezas de su salida del club comunitario. A Bruselas llegarán nuevas caras británicas: el sustituto de Theresa May y, en caso de que no se cumpla el plazo del 31 de octubre, una nueva comisión negociadora.