Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Ser periodista en el Sáhara Occidental, una labor de riesgo extremo

Ser periodista en el Sáhara Occidental, una labor de riesgo extremo
Derechos de autor
La periodista saharaui Nazha El Khalidi
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Nazha El Khalidi, reportera saharaui del portal independentista Equipe Media, denuncia acoso judicial por parte de las autoridades marroquíes. El pasado 4 de diciembre fue detenida mientras grababa una manifestación en El Aaiún por no tener acreditación periodísitica. Si los miembros de Equipe Media no cumplen este requisito es porque no reconocen la soberanía de la ocupación marroquí en el territorio.

El 18 de marzo de 2019 se celebró la primera audiencia del juicio, donde El Khalidi fue acusada de "reclamar o usurpar un título asociado a una profesión regulada por la ley sin cumplir las condiciones necesarias para su uso". Este delito está penado con entre tres meses a dos años de prisión y una multa de entre 12 y 500 euros.

Finalmente la reportera fue condenada este 8 de julio a pagar una multa de 400 euros. Sin embargo, en declaraciones exclusivas a Euronews reconoció que sabe que la situación volverá a repetirse.

"Esta sentencia significa que el Gobierno marroquí va a volver a atacarme de nuevo cada vez que intente documentar las violencias policiales hacia los saharauis o intente simplemente ejercer el periodismo" alertó la periodista.

La reportera explicó que fue detenida por su trabajo periodístico en Equipe Media, que muestra las violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental.

Un juicio opaco, sin observación internacional

Una de las particularidades de este proceso judicial ha sido la falta de transparencia. Tres abogados españoles, (Inés Miranda Navarro, Miguel Ángel Jerez Juan y José María Costa Serra), pertenecientes al Consejo General de Abogacía del Estado, intentaron entrar el pasado 23 de junio en el Sáhara Occidental ocupado para presenciar el juicio contra Khatari El-Khalidi. Sin embargo, las autoridades marroquíes impidieron su acceso al territorio. De hecho, ni siquiera les permitieron bajar del avión, procedente de Gran Canaria.

Inés Miranda, defensora de la causa saharaui, afirmó que esa era la primera vez que Marruecos le negaba su presencia en un tribunal.

Otros dos juristas, representantes de la asociación de Abogados Americanos, también fueron expulsados en el aeropuerto de Casablanca sin ninguna explicación. El objetivo de los cinco observadores internacionales era garantizar que el juicio se desarrollase con todas las garantías.

Por su parte, el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (OPDD), ha calificado de acoso judicial el tratamiento recibido por la periodista, y ha condenado enérgicamente este juicio, cuyo objetivo sería reprimir toda actividad en favor de los derechos humanos, según este organismo. Asimismo el OPDD instó a las autoridades marroquíes a garantizar el derecho a llevar a cabo actividades pacíficas y legítimas y exigió que se ponga fin a todas las formas de acoso contra los defensores de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Periodismo bajo represión en el Sáhara ocupado

Nazha El Khalidi, periodista del portal independiente Equipe Media, fue detenida por la policía marroquí el pasado 4 de diciembre cuando filmaba y difundía en directo a través de Facebook una manifestación en El Aaiún para protestar contra la ocupación de Marruecos y reivindicar la independencia del Sáhara Occidental. Tras ser arrestada fue llevada a una comisaría donde estuvo detenida cuatro horas. Los policías la interrogaron durante ese tiempo y le confiscaron el móvil sin ninguna autorización.

En el proceso, El Khalidi dijo ante el juez ser víctima de una "venganza" por sus actividades de periodista de un medio (Equipe Media) "fiable e independiente".

"Quiero denunciar el bloqueo mediático que está imponiendo Marruecos en el territorio del Sáhara Occidental. También estamos pidiendo a nivel internacional que se presione al Gobierno marroquí y que se abra el territorio a observadores internacionales y agencias de prensa para que se pueda documentar la violación de los derechos humanos del pueblo saharaui", dijo El Khalid a Euronews.

Lee | El Sáhara Occidental: un desierto informativo

Este caso muestra las limitaciones para el trabajo periodístico en el Sáhara Occidental. El Khalidi es una de los saharauis que ejercen el periodismo en el Sáhara ocupado en condiciones de hostigamiento, violencia y represión, a menudo sometidos a extorsiones y detenciones. El pasado 11 de junio Reporteros Sin Fronteras publicó el primer informe sobre la libertad de prensa en el Sáhara Occidental, que revela cómo este territorio se ha convertido en un "agujero negro" de información y un peligro extremo para los periodistas.