Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Alemania registra el récord de 41,5º en la ciudad de Lingen, al oeste del país

Alemania registra el récord de 41,5º en la ciudad de Lingen, al oeste del país
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Al sol o a la sombra, Europa sigue sudando la gota gorda. Las altas temperaturas en países como Francia, y en especial la región de París, que este jueves ha llegado a los 40 grados, han encendido todas las alarmas. Las autoridades recuerdan la importancia de la hidratación en personas vulnerables, para evitar así escenarios trágicos como el de 2003.

"Aunque han fallecido 5 personas relacionadas con la ola de calor de este miércoles, aún estamos lejos de llegar a las entre 10.000 y 15.000 muertes producidas por el calor en 2003. El Gobierno ha aprendido la lección, la gente se ha mentalizado y están poniendo remedio", informa Guillaume Desjardins, corresponsal de Euronews en París.

Europa no da crédito a las altas temperaturas

Los récords históricos de temperatura en Bélgica con 40,6 grados y Holanda con 40,4, recuerdan la existencia del cambio climático. "Hay estudios que analizan la atribución de las olas de calor al cambio climático y, por ejemplo, en la última semana de junio comprobamos que era al menos cinco veces más probable que se produjera este tipo de ola de calor con el cambio climático que sin él. Así que es bastante serio", afirma Jean-Noël Thépautm, Director del Servicio de Cambio Climático del Centro Copernicus.

Sólo este jueves, Alemania ha registrado un doble récord. En pocas horas pasó de los 40,5 grados del oeste del país a los 41,5 en la ciudad de Lingen, en el oeste. La angustia por las altas temperaturas se aliviará este viernes con descensos de hasta 10 grados.