EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Saltan chispas entre La Liga y la RFEF por los días de competición

Saltan chispas entre La Liga y la RFEF por los días de competición
Derechos de autor 
Por Euronews en español
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Saltan chispas entre la Liga y la Real Federación Española de Fútbol en su batalla por decidir cuándo se juegan los partidos de la primera y la segunda división. La jueza Única de Competición ha decidido que solo se jueguen durante el fin de semana, en contra de los deseos (y contratos) de La Liga.

PUBLICIDAD

Saltan chispas entre la Liga y la Real Federación Española de Fútbol en su batalla por decidir cuándo se juegan los partidos de la primera y la segunda división. La Liga quiere que los encuentros empiecen los viernes y terminen los lunes, mientras que la federación exige que sean solo sábados y domingos.

La jueza única de Competición, dependiente de la Federación, ha suprimido este viernes el calendario original propuesto por La Liga, a la que permite fijar los horarios de los partidos, siempre que sean durante el fin de semana. Sin embargo, esta decisión no es definitiva, ya que la Justicia ordinaria tendrá una vista con ambas partes el próximo siete de agosto. Mientras decide la sentencia, los partidos de las tres primeras jornadas de la Liga se disputarán según el calendario inicial, incluidos lunes y viernes.

Están en juego contratos multimillonarios con operadores de todo el mundo que habían previsto retransmisiones en directo de la "Liga de las estrellas" tanto los lunes como los viernes, y que exigirán, llegado el caso, indemnizaciones a la altura de las circunstancias.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Málaga se une a otras ciudades españolas y frena la proliferación de pisos turísticos

Ayuso otorga a Milei la Medalla Internacional de Madrid entre dudas sobre su legalidad

Un crucero rescata a 72 migrantes, cinco de ellos muertos, que trataban de llegar a Canarias