Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Egan Bernal, el ciclista colombiano que venció la maldición del Tour

Egan Bernal, el ciclista colombiano que venció la maldición del Tour
Derechos de autor
REUTERS/Christian Hartmann
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Egan Bernal ha hecho realidad el sueño de todo un país, Colombia. Año tras año, los colombianos se veían casi siempre coronados como reyes de la montaña en las distintas carreras ciclistas; alcanzaban a veces un lugar en el podio de la más prestiogiosa de ellas, el Tour de Francia, pero nunca el más alto; Nairo Quintana en 2013 y 2015 y Rigoberto Urán en 2017 rozaron la hazaña quedando segundos.

Había que esperar la llegada de Egan, "el ardiente", así es al parecer en celta la traducción del nombre del campéon que su madre le puso por sugerencia del médico que le dijo que estaba embarazada y a quien le gustaba porque creía que significaba "campéon" en griego. Nacido casualmente en Bogotá, Ergan Arley Bernal Gómez se crió en Zipaquirá, a 42 km de la capital y a más de 2.000 metros de altitud, donde su madre, llamada Flor, era cultivadora de flores y su padre guardia de seguridad en la Catedral de Sal, hasta ahora el máximo orgullo de la localidad.

Sin triciclo, pero campeón con 8 a¨ños.

El mayor de tres hermanos, Egan que nunca tuvo un triciclo sí tuvo una bicicleta a los 5 años, un modelo de montaña que le regaló su padre, ciclista frustrado y con 8 años participó en su primera carrera que además ganó.

Pide dinero en la web para unos Mundiales en Noruega y obtiene la plata

El premio era una beca de formación en una escuela de ciclismo donde estuvo algo más de un año, pero su verdadero mentor fue Fabio Rodríguez, exgregario en dos vueltas de España a principios de los noventa, con quien inició su carrera en ciclismo de montaña y fue recorriendo los senderos escarpados y sinuosos hasta los 16 años.

Bajo su supervisión, Egan siguió cosechando trofeos como el Campeonato Panamericano en la categoría cadete de VTT o el campeonato latinoamericano en la misma categoría en 2011. Ya en 2014 obtiene la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña en categoría junior que se desarrolló en Noruega y para la anécdota lanzó un mensaje en la web pidiendo dinero para poder costearse el viaje; al año siguiente se proclamó campeón junior de las Series Mundiales de la modalidad.

De la montaña a la ruta

Por lo que no es de extrañar que la montaña haya sido su aliada (y le permitiera conseguir el maillot amarillo en los Alpes) cuando pasó al ciclismo de ruta en 2016 al ser contratado por el equipo italiano Androni Giacattoli-Sidermec que vió enseguida su potencial y con el que conquistó el Tour del Porvenir y el tour de Suiza en 2017. Pero antes de que terminasen sus 4 años de contrato con el equipo italiano, el británico Sky, ahora Ineos, se lo arrebató y con ellos ganó el París-Niza esta primavera.

Y su victoria en el Tour de Francia, les da todavía más la razón. Era la segunda participación de Bernal en la prueba estrella del ciclismo mundial y la lesión de su compañero de equipo Chris Froome le cedió un protagonismo inesperado que el colombiano ha sabido aprovechar con creces, adelantándose al líder de su propio equipo Ineos, el británico Geraint Thomas, vencedor de la anterior edición de la carrera.

Una novia, ciclista profesional

Y es que nada ha podido detener en este Tour, al "ardiente" Egan que con 22 años se corona como el más joven ciclista en vestir el maillot amarillo en los Campos Elíseos y que parece llevar el ciclismo en su ADN. Su amor en todos los sentidos ya que su novia, la colombiana Xiamara Guerrero también es una ciclista profesional. Por el ciclismo Egan Bernal tuvo que abandonar sus estudios universitarios de Comumicación Social, tras obtener el bachillerato e incluso una beca para estudiar, porque "llegaba tarde a clase, no tenía un trato diferente por ser deportista, me salí por eso y me dediqué al ciclismo” confesaba al periódico colombiano El Tiempo.

Una elección que se ha visto recompensada este domingo 28 de julio en París, con el mayor de los éxitos que puede soñar un ciclista, tras beber la copa de champán que le unge como rey del Tour mientras pedaleaba en la última etapa antes de llegar a la meta.

Una meta donde le esperaban sus padres, su hermano Ronald y su novia con quienes festejó su victoria bajo la imponente sombra del Arco de Triunfo en los Campos Elíseos "sólo tengo ganas de celebrarlo con mi familia" confesó el joven Egan. Y en español dio las gracias a todos los aficionados que coreaban su nombre y les prometió "es mi primera victoria en el Tour de Francia, espero que haya otras".

En lo alto del podio Egan Bernal se controló para que no le aflorasen las lágrimas, una emoción que casi no pudo contener cuando el viernes conquistó el maillot amarillo en la cima del Iserán en los Alpes y cuando su compañero de equipo Geraint Thomas le dijo que "disfrutara, que llorase de emoción, que los verdaderos hombres lloran".

Lloró toda Colombia de alegría tras décadas de frustración.

Ahora euronews en español, también en WhatsApp y Messenger. Para más detalles, sigue este enlace.

https://es.euronews.com/2018/10/24/hola-sigue-euronews-tambien-en-whatsapp