Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El 'Orfeo en los infiernos' de Kosky: "pirotecnia visual y vocal" en el festival de Salzburgo

El 'Orfeo en los infiernos' de Kosky: "pirotecnia visual y vocal" en el festival de Salzburgo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La mitología griega se cruza con el cancán en este Orfeo en los Infiernos de Jacques Offenbach, una parodia perfecta de la antigüedad clásica. El director Barrie Kosky recrea la famosa opereta con una producción atrevida y descarada que hace vibrar al público del mismo modo que la original de la década de 1850.

Este año se celebra el bicentenario del nacimiento de Jacques Offenbach, compositor de la famosa opereta. La obra se burla abiertamente de los miembros de la alta sociedad parisina presentándolos como dioses y diosas; pero estas deidades pasan las noches mintiendo, engañando, lloriqueando y portándose mal.

Es un espectáculo que desde el principio hasta el final no quieres parpadear
Joel Prieto
Tenor

La primera opereta de Orfeo en en los infiernos, se convirtió rápidamente en todo un éxito. Y ahora Barrie Kosky, director artístico de la Komische Oper Berlin (Ópera Cómica de Berlín), la dirige para el Festival de Salzburgo, uno de los eventos más importantes de la música clásica. Un festival que cumple su centenario el próximo año.

La famosa Orquesta Filarmónica de Viena acompaña al tenor español Joel Prieto y a la soprano estadounidense de coloratura Kathryn Lewek. Interpretan los papeles de Orfeo y Eurídice respectivamente. Ambos son ganadores del Premio Operalia de Canto. Joel ganó como Mejor Voz Masculina en 2008 y también el premio de Zarzuela y el de CulturArte. Kathryn por su parte consiguió el Premio del Público en 2013.

Una ópera "adelantada a su tiempo"

"Es muy adelantado a su tiempo", apunta Joel Prieto, "es la liberación sexual y la inviolabilidad del matrimonio. Es como si se burlara de ello", continúa. "Pienso que la primera escena entre Eurídice y Orfeo es una lucha de un matrimonio que está arruinado. Se odian el uno al otro."

"Hay un instinto de liberación en ella que es imparable...y pienso especialmente en el feminismo de este año 2019... es una lucha continua, pero en 1858, por supuesto, este era un concepto completamente nuevo", dice Kathryn Lewek, que interpreta el personaje de Eurídice, una joven que quiere liberarse, elegir su propio destino y a sus amantes.

"Incómoda" pero "tierna"

Mientras que la música se reproduce en el idioma original, el francés, todos los sonidos (onomatopeyas) y las voces de los personajes son interpretados por un narrador. "Este tipo de comedia es incómoda y a la vez tierna", dice el tenor. "A veces ves las escenas y dices: "No debería gustarte eso, pero te gusta", destaca. "Es un espectáculo que desde el principio hasta el final no quieres parpadear. No quieres perdértelo", añade el cantante.

Este tipo de comedia es incómoda y a la vez tierna
Joel Prieto
Tenor

Un reto atlético y artístico

"Musicalmente, el final es mi momento favorito", señala la intérprete de Eurídice. En ese momento, la joven "juega con sus bailarines empapada de esa pirotecnia vocal y pirotécnia visual. Y luego, por supuesto, está el cancán, que es muy emblemático de este obra", tal y como destaca la artista. Es realmente increíble escucharla en el escenario y descubrir la particularidad del cancán en esta obra.

Mantener esa energía durante todo el espectáculo es el mayor desafío
Kathryn Lewek
Soprano dramática de coloratura

El teatro y la música están estrechamente ligados en esta producción, todo ello a un ritmo intenso."El mayor desafío es combinar el rendimiento físico en el escenario con mantener un buen sonido... La mayor parte del tiempo que salgo del escenario: jadeo, necesito agua, sudo... Y luego vuelvo a salir. Mantener esa energía durante todo el espectáculo es el mayor desafío", apunta Kathryn Lewek.

Orfeo en los infiernos está en el programa del Festival de Salzburgo hasta el 30 de agosto. Con la amable colaboración de Arcotel Castellani de Salzburgo.