Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Una persona se suicida cada 40 segundos, según la Organización Mundial de la Salud

Una persona se suicida cada 40 segundos, según la Organización Mundial de la Salud
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Una persona muere cada 40 segundos por suicidio, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicados en vísperas del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, que se celebra el martes 10 de septiembre, y advierte que son muy pocos los países que cuentan con estrategias de prevención.

De acuerdo con la OMS, unas 800.000 personas mueren cada año por suicidio, y más de las tres cuartas partes de estas muertes se producen en países de ingresos bajos y medios.

El suicidio fue la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad, después de las lesiones en carretera, en 2016.

La agencia de las Naciones Unidas dijo que la manera más efectiva de reducir el número de suicidios sería que los gobiernos restringieran el acceso a los plaguicidas.

Rusia, Lituania, Bielorrusia

Europa se ve desproporcionadamente afectada, con una media de 13 por cada 100.000 personas que murieron por suicidio en 2016, superior a la media mundial de 10,5 por cada 100.000.

Pero hay grandes disparidades en todo el continente.

Tanto Grecia como Finlandia registraron 3,8 muertes por suicidio por cada 100.000 habitantes en 2016, la tasa más baja del continente. Chipre e Italia completaron los tres últimos países con tasas de 4,5 y 5,5 por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Sin embargo, algunos países de Europa oriental tenían tasas que duplicaban con creces el promedio mundial. Los países más afectados fueron Rusia (26,5 por 100.000), Lituania (25,7 por 100.000) y Bielorrusia (21,4 por 100.000).

Bélgica, Francia e Irlanda tienen las tasas de suicidio más altas de Europa occidental, con 15,7, 12,1 y 10,9 por cada 100.000 habitantes respectivamente.

93.000 muertes menos

La OMS lamentó que sólo 38 países de todo el mundo tengan estrategias nacionales de prevención del suicidio.

"A pesar de los avances, una persona sigue muriendo cada 40 segundos por suicidio", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Cada muerte es una tragedia para la familia, los amigos y los colegas, pero los suicidios se pueden prevenir. Hacemos un llamamiento a todos los países para que incorporen estrategias de prevención del suicidio de eficacia probada en los programas nacionales de salud y educación de manera sostenible", añadió.

La organización añadió que una de las mejores maneras de reducir los suicidios es restringir el acceso a los medios y pidió a los gobiernos de todo el mundo que restrinjan el acceso a los plaguicidas.

El envenenamiento por plaguicidas es el segundo método más común de suicidio, según la OMS, y representa hasta uno de cada cinco suicidios en el mundo.

"Las medidas normativas adoptadas en Bangladé, la República de Corea, Sri Lanka y otros países indican que muchas muertes por suicidio pueden evitarse mediante la prohibición de determinados plaguicidas. En Sri Lanka, por ejemplo, se cree que las prohibiciones han provocado 93.000 muertes por suicidio menos entre 1995 y 2015", añade.

Desmitificando el suicidio

Los datos muestran que el suicidio afecta desproporcionadamente a los hombres, y que casi tres veces más hombres que mujeres mueren por suicidio en países de altos ingresos. La misma cantidad de hombres y mujeres se quitan la vida en países de ingresos bajos y medios.

La OMS también señaló que por cada persona que muere por suicidio, alrededor de 20 personas hacen intentos de suicidio. Su supervivencia depende en gran medida de la disponibilidad de instalaciones de cuidados intensivos y de tratamientos efectivos para algunos venenos.

También trató de disipar una serie de "mitos comunes", incluyendo la creencia errónea de que aquellos que están decididos a quitarse la vida lo harán en algún momento.

"La investigación muestra que aunque un intento previo de suicidio es un fuerte factor de riesgo de suicidio, la mayoría de las personas que sobreviven a un intento de suicidio no mueren por suicidio, ni siquiera lo repiten. Si sobreviven, por lo general llevan vidas productivas", destaca el informe.

Si lo estás pasando mal y por tu mente pasan ideas de suicidio, por favor, llama a cualquier hora, a uno de estos teléfonos:

* Emergencias: 112 (España)

* APSAS: 699 86 11 64

* RedAipis : info@redaipis.org​