Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La versión africana del Foro Económico Mundial evoca el reto de la 4ª revolución industrial

La versión africana del Foro Económico Mundial evoca el reto de la 4ª revolución industrial
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La versión africana del Foro Económico Mundial volvió a Sudáfrica dos años después, reuniendo a más de 1.000 participantes, incluyendo empresarios del mundo entero, en este país en busca de inversiones. El presidente Cyril Ramaphosa pretende concretar su promesa de mejorar la economía del país y ganar de nuevo la confianza de los inversores, luchando contra la corrupción y sacando a la economía de la recesión. La economía del país más desarrollado de África conoce actualmente un crecimiento del 3,1% del PIB en el segundo trimestre del 2019, 0,7 puntos más que la proyección anterior. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer.

"La realidad es que nuestra economía apenas está creciendo para superar los retos a los que nuestro país se enfrenta actualmente" -explica el presidente Ramaphosa-. "La economía crea nuevos empleos, pero los empleos creados no son suficientes para bajar la tasa global de paro."

África considera la cuarta revolución industrial como uno de los medios para reducir el paro, y Sudáfrica elabora una estrategia para estar a la cabeza de esta puesta en marcha.

Una de las preocupaciones de la cuarta revolución industrial es la desaparición de algunos empleos. Pero en Ciudad del Cabo, los participantes del foro se mostraron convencidos de que la nueva era creará nuevas oportunidades, al igual que la era de la información ha creado nuevos empleos en los últimos 20 años.

La ministra de Comunicación y Tecnologías digitales de Sudáfrica, Stella Ndabeni-Abrahams, destaca "la importancia de identificarnos como africanos. Tenemos muchos países: Kenya, Ruanda...¿Qué debemos destacar en este espacio del que hablamos, África? ¿Cuál es la fuerza de Kenya, la de Zambia...que por ejemplo Sudáfrica no tiene? Debemos colaborar todos juntos" explica.

Sin embargo, se teme que la cuarta revolución excluya a los jóvenes con bajos recursos, sobre todo a mujeres. Ndabeni-Abrahams recuerda que es esencial "proporcionar habilidades digitales a quienes no las tienen y asegurarnos de invertir en los recursos que necesitaremos, pero lo más importante: identificar cual será el nicho en África durante la cuarta revolución industrial", concluye.

Durante el Foro Económico Mundial de África también se evocaron las perspectivas de crecimiento del comercio fronterizo a través del continente. El Tratado de Libre Comercio africano fue acogido con entusiasmo desde su ratificación.

Petrus De Rock, mánager en Brand South Africa, cuenta que durante el foro "la zona continental de libre intercambio fue uno de los puntos fuertes de las conversaciones. ¿Cómo evitar que los monopolios existentes dominen el mercado panafricano? Creo que con un enfoque político adecuado podemos evitar este monopolio."

¿Y qué lugar ocupan los retos actuales de cohesión social para los inversores establecidos y los nuevos inversores en el África subsahariana? Thomas Schafer, Director general de Volkswage en el África subsahariana, explica que "a la empresa le preocupa todo lo que afecta a nuestros empleados. Creo que la reestructuración en curso en el seno del Gobierno es muy alentadora. Tenemos muchos problemas en este país que deben solucionarse...ya sea de las entidades entatales, o sobre la criminalidad, el paro...Ni la industria ni la política pueden solucionarlo por su cuenta, así que esto nos afecta. Pero creo que pese a todo Sudáfrica es la mejor base de fabricación que tenemos en el grupo, así que estoy contento de estar aquí", concluye.

Los diferentes jefes de Estado y las personalidades influyentes presentes en el Foro Económico Mundial africano también reiteraron la necesidad urgente de unir fuerzas en África con el fin de asegurar un avenir económicamente autónomo y estable para el continente.