Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Bruselas planta cara a los movimientos antivacunas

Bruselas planta cara a los movimientos antivacunas
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Ethan LIndenberger tiene tan sólo 18 años, pero es un activista de talla. Logró vacunarse contra los deseos de su propia madre. Y ahora lucha contra el auge de los momiento antivacunas.

"El mensaje es muy simple: la información errónea es muy peligrosa", afirma Ethan. "Las personas mal informadas no son malas personas. Han recibido ideas falsas. Y para luchar contra esto hace falta mejor información".

Ethan ha viajado desde Estados Unidos hasta Bruselas para participar en la Cumbre Mundial de la Vacunación, organizada por la Comisión Europea.

En Europa, el escepticismo sobre la eficacia de las vacunas ha ganado mucho terreno a lo largo de las últimas décadas. En países como Francia, el 45% de las personas piensa que las vacunas no son seguras. Otros países como Grecia y Croacia les siguen de cerca.

Y las redes sociales se han convertido en una plataforma importante para los movimientos antivacunas.

El navegado de internet libre Mozilla se ha sumado al código voluntario de buenas prácticas para combatir la desinformación en la red. Y uno de los medios para hacer frente a esta realidad consiste en poner de relieve el buen contenido y enterrar el malo.

"Esto significa que la información todavía está allí, pero a la gente le resulta más difícil encontrarla", explica Maud Sacquet. "Es algo que es técnicamente factible para las plataformas, al menos en esta fase".

La idea de que las vacunas no son seguras o podrían tener efectos secundarios graves ha ganado terreno y está erosionando décadas de prevención. La Comisión Europea y la Organización Mundial han unido fuerzas para defenderlas.

"Las vacunas son muy seguras", afirma Patrick O´ Connor, de la Organización Mundial de la Salud. "La mayoría de las vacunas que reciben los niños existen desde hace 40 o 50 años, millones y millones de personas han sido vacunadas en todo el mundo y en Europa. Han salvado millones de vidas".

La caída de la vacunación ha provocado que enfermedades infecciosas como el sarampión o la rubéola están aumentando en muchos países europeos.