Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Sextorsión: Así afecta la corrupción a las mujeres en América Latina

Sextorsión: Así afecta la corrupción a las mujeres en América Latina
Derechos de autor
REUTERS/Daniel Becerril
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Una de cada cinco mujeres en América Latina y el Caribe dice haber sido víctima de abuso de poder para obtener favores sexuales o conocer a alguien que lo haya sufrido, según el Barómetro Global de la Corrupción América Latina y el Caribe, publicado esta semana por Transparencia Internacional (TI).

Con el objetivo de demostrar cómo la corrupción afecta a la vida diaria de las mujeres, Delia Ferreira Rubio, presidenta de TI, explica a Euronews que este año, con el apoyo de ONU-Mujeres, decidieron incluir preguntas como la sextorsión, una realidad que presuponían, pero que este sondeo en 18 países ha confirmado.

"Cuando las mujeres se ven expuestas a situaciones en las que se les exige el pago de un soborno, en muchos casos la moneda de cambio es un favor sexual", señala Ferreira, quién dice que sextorsión es el nombre que le han dado a un fenómeno "que muchos sospechábamos que sucedía y que algunas sociedades habían normalizado".

Al publicarse estas cifras, ha conseguido romperse el tabú. "Ahora es más visible y se empieza a transformar en un tema de la agenda pública que los Estados deben abordar o resolver", señala Ferreira.

La encuesta, a la que respondieron más de 17.000 personas, también demostró que las mujeres están más expuestas a ser objeto de sobornos en los sectores de sanidad y educación.

"Esto tiene que ver con la feminización de la pobreza que hace que la mujer necesite más los servicios del Estado", señala Ferreira y añade que otra causa es los roles domésticos que le asignan a la mujer latinoamericana, que incluyen los cuidados de menores y ancianos.

Otros ámbitos en el que las mujeres son altamente vulnerables a la corrupción en América Latina son el policial y el judicial.

Ferreira explica que este es un problema crítico en una región en que más de dos mil mujeres fueron asesinadas en 2018. "Cuando las mujeres están sujetas a este tipo de ataques tienen que recurrir a la policía y a la justicia para defender sus derechos y si eso sectores están afectados por corrupción, tenemos una doble victimización de la mujer".

Consulta el mapa eleborado por Transparencia Internacional sobre la corrupción en América Latina y el Caribe

La corrupción no tiene género

Los datos del barómetro fueron presentados está semana en Guatemala en el evento "Definiendo una agenda basada en datos: El impacto de la corrupción en las mujeres". Ferreira dice que este acto también les sirvió para debatir y desmitificar suposiciones consideradas ciertas.

Uno de estos mitos es que las mujeres son más honestas que los hombres, por lo que al poner muchas mujeres en las instituciones públicas esto puede ayudar a reducir los niveles de corrupción. "En los países latinoamericanos esa correlación nunca existió", afirma Ferreira. "Hay países que tienen una alta participación de mujeres en sus órganos legislativos, incluso hemos tenido mujeres presidentas y vicepresidentas y, sin embargo, tenemos altos niveles de corrupción".

Ferreira cita como ejemplos a Guatemala y Argentina. En la otra cara de la moneda, países como Chile y Uruguay tienen baja, o poco notable, participación de las mujeres en las instituciones y bajos índices de corrupción.

La presidenta de TI dice que lo que hay que analizar para entender la interacción entre mujer y corrupción son los casos concretos, el fenómeno de pequeña corrupción. "La situación de una mujer que está solicitando un derecho o el acceso a un servicio, como un medicamento o una cama de hospital, en una relación de pequeña corrupción con una funcionario público en frente en una situación de disparidad de poder".

Pero cuando se trata de gran corrupción, "no hay ningún gen que haga a las mujeres ser más transparentes que los hombres".