Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora
Odebrecht, el gigantesco escándalo de corrupción que derriba líderes políticos en América Latina
Derechos de autor
Euronews

Odebrecht, el gigantesco escándalo de corrupción que derriba líderes políticos en América Latina

Los peruanos despertaban consternados el miércoles con la noticia de que el expresidente Alan García se había disparado en la sien cuando policías y fiscales llegaron a su casa para detenerle en el contexto del escándalo de Odebrecht, la última vuelta de tuerca de una colosal trama de corrupción que pulveriza a la clase política latinoamericana de las últimas dos décadas.

García (1985-1990 y 2006-2011), que falleció poco después, no es el único expresidente peruano al que se ha investigado en relación con Odebrecht. Perú con cuatro expresidentes y la líder de la oposición Keiko Fujimori salpicados, se lleva uno de los peores balances de la hidra de la corrupción que se cierne sobre la región.

Todo comenzó en Brasil cuando Sergio Moro, ahora flamante ministro de Justicia del Gobierno de Jair Bolsonaro, pero entonces desconocido juez de Curitiba, se encargó de la instrucción de la Operación 'Lava Jato' que reveló un complejo esquema de sobornos implementado por la empresa constructora más grande de América Latina, Odebrecht, para pagar a políticos y partidos de la región y a funcionarios de dos países africanos.

El escándalo trascendió a la esfera pública en 2014 alcanzando a Paulo Roberto Costa, exdirector de Abastecimiento de Petrobras, empresa brasileña petrolera de propiedad mayoritariamente estatal, y resultó en la destitución de la entonces presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Rousseff había sido responsable de gestionar Petrobras como Ministra de Minas y Energía (2003-2005).

Pero 'Lava Jato' fue sólo la punta del iceberg. Odebrecht fue durante dos décadas una orgullosa carta de presentación de la política exterior brasileña y sus ejecutivos fueron recibidos como personalidades importantes en toda América Latina.

La lista de proyectos de construcción pública vinculados a Odebrecht en la región es interminable: líneas de metro en Venezuela, un complejo proyecto de irrigación en Perú, un puerto de mil millones de dólares en Cuba, represas eléctricas en Panamá, tranvías en Colombia y las sedes olímpicas en Brasil... Más allá del continente, construyó una de las mayores represas hidroeléctricas de África, en Angola.

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos condenó a Odebrecht a pagar una multa récord de 3.500 millones de dólares, después de las confesiones de varios de sus directivos. Su director general, Marcelo Odebrecht, fue condenado a 19 años de cárcel en Brasil.

La sentencia dictaminaba que la empresa pagó entre 2001 y 2006 cerca de 788 millones de dólares en sobornos en asociación con más de 100 proyectos en doce países.

Euronews

Angola

Sobornos: 50 millones de dólares

El Departamento de Justicia de Estados Unidos indica que entre 2006 y 2013, Odebrecht hizo más de 50 millones de dólares en pagos corruptos a funcionarios del Gobierno en Angola con el fin de asegurar los contratos de obras públicas y obtuvo beneficios de aproximadamente 261,7 millones de dólares como resultado de estos pagos corruptos.

Un ex jefe del Sector de Operaciones Estructuradas de la empresa brasileña, Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, confesó haber pagado 20 millones de dólares a un ministro angoleño, cuyo nombre no ha sido revelado.

Argentina

Sobornos: más de 35 millones de dólares

Odebrecht pagó más de 35 millones de dólares en sobornos en asociación con al menos tres proyectos de infraestructura de Argentina durante el kirchenerismo, según la justicia estadounidense.

El 16 de abril, el que fuera ministro de Planificación Federal durante los mandatos kirchneristas (2003-2015), Julio De Vido, y otros exfuncionarios fueron procesados por irregularidades en contratos con la constructora brasileña Odebrecht.

La espada de Damocles de Odebrecht también se alza sobre el actual presidente de Argentina, Mauricio Macri, cuya campaña política de 2015 fue presuntamente financiada por la constructora.

Colombia

Sobornos: más de 11 millones de dólares

Según las confesiones de directivos de Odebrecht, la empresa pagó más de 11 millones en sobornos en Colombia a cambio de asegurarse obras públicas. En el punto de mira, la financiación de las campañas presidenciales del expresidente Juan Manuel Santos (2010-2018) en 2010 y 2014 y de su rival en 2014 Óscar Iván Zuluaga.

El expresidente Álvaro Uribe (2002-2006 y 2006-2010) también ha visto el nombre de varios de sus colaboradores manchado por lazos con Odebrecht.

República Dominicana

Sobornos: más de 92 millones de dólares

Según la justicia estadounidense, los pagos corruptos de Odebrecht al país caribeño superaron los 92 millones de dólares.

Siete altos cargos del Gobierno han sido imputados por implicación en los sobornos, entre ellos el expresidente del Senado Andrés Bautista.

Ecuador

Sobornos: más de 33.5 millones de dólares

Mientras que el vicepresidente Jorge Glas (2013-2017) ha sido sentenciado a 6 años de prisión por sus nexos con la corrupción de Odebrecht, la Fiscalía de Ecuador ha abierto una investigación contra el expresidente Rafael Correa (2007-2017), quien la tacha de "venganza política".

Los directivos de Odebrecht confesaron más de 33,5 millones de dólares en pagos corruptos a funcionarios ecuatorianos, con los que obtuvieron beneficios de más de 116 millones de dólares.

Guatemala

Sobornos: 18 millones de dólares

El primer condenado en Guatemala por su relación con Odebrecht, Juan Arturo Jegerlehner Morales, es familiar del exministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi.

Cerca de 18 millones de dólares es la suma de dinero en sobornos dirigidos a funcionarios del Gobierno guatemalteco que confesaron los directivos de la constructora a la justicia estadounidense.

Brasil

Sobornos: 349 millones de dólares

Epicentro de la trama, Brasil ha visto caer a su gran figura política de las última décadas, el expresidente Lula Da Silva (2003-2011), condenado a 12 años de prisión por recibir pagos de Odebrecht para reformas, según una última sentencia de febrero. Los investigadores afirman que las relaciones entre el exmandatario y la constructora fueron estrechas durante sus años de Gobierno, y se valió de su popularidad en la región para facilitar contratos a la empresa.

REUTERS/Amanda Perobelli
Seguidores de Lula da Silva piden su salida de prisiónREUTERS/Amanda Perobelli

Las investigación también ha apuntado que Odebrecht habría presuntamente financiado la campaña política de los expresidentes Dilma Rousseff y Michel Temer en 2014.

Con tres expresidentes, ocho ministros, un tercio de los senadores y la mitad de los gobernadores de Brasil implicados, quedan pocos políticos intactos en Brasil tras la explosión del escándalo.

México

Sobornos: cerca de 10.5 millones de dólares

El gigante latinoamericano ha realizado todo tipo de investigaciones y vinculaciones sin llegar a los que recibieron los 10.5 millones de dólares de la constructora brasileña entre 2010 y 2014. Aunque la prensa local denuncia que la cifra alcanza los 16 millones y que la campaña política del aquel entonces presidente Enrique Peña Nieto está comprometida en los pagos. Por su parte, la Fiscalía mexicana encontró irregularidades en los contratos de Odebrecht con Petróleos de México (Pemex) por 135 millones de dólares. Hasta el momento solo se ha investigado al exdirector de la empresa petrolera estatal Emilio Lozoya (2012-2016).

La Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Odebrecht de participar en contratos públicos.

Mozambique

Sobornos: cerca de 900 mil dólares

Los pagos se realizaron a varios funcionarios públicos entre 2011 y 2014 con el fin de que la empresa brasileña ganara la licitación de las obras del aeropuerto de Nacala, así lo informó la Oficina Central de Lucha contra la Corrupción (CGCE).

Esta primera y única obra brasileña en el país africano abrió una investigación que tampoco ha arrojado culpables hasta el momento.

Panamá

Sobornos: más de 59 millones de dólares

El país istmeño también se encuentra anotado en la chequera de Odebrecht entre los años 2010 y 2014. La constructura reconoció a la justicia estadounidense la suma de 59 millones de dólares en sobornos, sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción panameña dice que los sobornos pudieron llegar a los 100 millones de dólares que fueron depositados en cuentas bancarias de Andorra, Antigua y Barbuda, y Suiza.

Panamá condenó a cinco personas por acuerdos con Odebrecht.

Ricardo Martinelli, quien ejercía sus funciones como presidente de la República en aquel momento, fue acusado por el Ministerio Público de haber recibido gran parte de los pagos, al igual que sus hijos y familiares más cercanos gracias a la confesión del director de operaciones de Odebrecht en Panamá, André Rabello. En la actualidad, el exmandatario está detenido pero por presuntamente interceptar comunicaciones telefónicas de alrededor de 150 personas durante su gobierno y se encuentra a la espera de su juicio.

El presidente Juan Carlos Varela también fue salpicado por haber recibido dinero de Odebrecht durante su campaña electoral de 2014. Varela dijo que no se trataban de "sobornos" sino de "donaciones privadas".

Perú

Sobornos: cerca de 29 millones de dólares

Las investigaciones han dado un giro bastante oscuro en la República del Perú, el exmandatario Alan García (1985-1990 y 2006-2011) se suicidó el miércoles 17 de abril cuando la Policía lo buscaba en su domicilio para acatar una orden de detención contra su persona por estar implicado en dichos sobornos que beneficiaron a Odebrecht con más de 143 millones de dólares a través de contratos públicos, específicamente la licitación de la línea 1 de metro.

REUTERS/Janine Costa
Féretro del expresidente peruano Alan GarcíaREUTERS/Janine Costa

Ollanta Humala, presidente entre 2011 y 2016 también siendo investigado, al igual que su esposa, Nadine Heredia, por lavado de activos por haber recibido presuntamente tres millones de dólares para financiar su campaña para las elecciones presidenciales de 2011

Así mismo, el exmandatario Pedro Pablo Kuczynski (PPK) (2016-2018) se encuentra bajo arresto domiciliario acusado de lavado de activos, un delito que corresponde a entre 10 y 20 años de cárcel, pero que por su edad y la falta de antecedentes puede reducirse a seis años y ocho meses de prisión.

PPK es acusado de haber recibido varios millones de dólares de Odebrecht a través su firma de consultoría mientras era ministro del gobierno de Alejandro Toledo quien huyó a los Estados Unidos tras haber sido acusado de recibir 20 millones de dólares, entre otros cargos. Toledo está detenido y se espera su extradición.

Kiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori que se encuentra cumpliendo condena por delitos de lesa humanidad, cumple tres años de prisión provisional mientras es investigada por presunto lavado de dinero (1.2 millones de dólares) proveniente de la constructora brasileña Odebrecht durante su campaña presidencial de 2011.

A pesar de la convulsión política, la compañía se comprometió a pagar entre entre 182 y 200 millones de dólares en un acuerdo suscrito a finales del año pasado a cambio de poder seguir operando en el país.

Lee | La maldición peruana de Odebrecht

Venezuela

Sobornos: cerca de 98 millones

Odebrecht reconoció haber pagado 98 millones de dólares en sobornos al país suramericano entre 2006 y 2015 para obtener contratos y licitaciones públicas que no fueron detalladas en la corte de Nueva York.

Por su parte, el diputado opositor Julio Montoya informó que los pagos pudieron alcanzar la suma de 1.000 millones de dólares si se agregan los sobreprecios en las obras comprometidas en la trama de corrupción. Los ejecutivos de Odebrecht dijeron que pagaron sobornos a Hugo Chávez, Nicolás Maduro y al expresidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello.

La oposición tampoco se escapa de los tentáculos de la constructora brasileña, según reportes periodísticos, el líder opositor y exgobernador del estado Miranda Henrique Capriles presúntamente recibió pagos, aunque no ha sido imputado por ningún cargo relacionado.