Última hora
Elecciones en Argentina | La reelección de Macri o el regreso del peronismo al poder
Derechos de autor
Reuters / Carlos Garcia / Agustin Marcarian

Elecciones en Argentina | La reelección de Macri o el regreso del peronismo al poder

Las cartas ya están echadas. Este domingo 27 de octubre los argentinos votarán en una primera vuelta que no promete mayores sorpresas. Seis candidatos, entre ellos el presidente Mauricio Macri, buscarán recoger el 45% de los votos para ocupar la silla presidencial. Sin embargo, el candidato que logre la delantera deberá poseer una diferencia del 10% de los votos con el adversario más próximo o por el contrario, se celebrará una segunda vuelta, ya prevista para noviembre.

Macri y Alberto Fernández se figuran como los favoritos de esta contienda electoral, en la que alrededor de 31 millones de argentinos están llamados a las urnas. Según las últimas encuestas, Fernández, quién presenta su fórmula con Cristina Fernández de Kirchner como vicepresidenta por el partido peronista Frente de Todos, tiene las mayores posibilidades de ganar. Con una intención de voto del 54% frente al 31,5% del actual mandatario argentino, de acuerdo con el sondeo de la consultoría política Federico González y Asociados.

Unas proyecciones congruentes con el contundente triunfo del peronismo en las primarias del 11 de agosto, con 16 puntos por encima del candidato por el partido oficialista Juntos por el Cambio.

Escuchamos el voto de la gente, creemos en la democracia y el nivel de dificultades que hemos tenido en los últimos años ha llevado a que haya mucha angustia, mucha duda.
Mauricio Macri
Presidente de Argentina

Ante el oscuro panorama, el presidente Macri pidió a los ciudadanos a no caer en "espejismos y falsa promesas" del peronismo. Asimismo, la abismal diferencia de intención de voto con Fernández lo ha llevado a ajustar el tono de su campaña electoral sobre la marcha.

El residente de la Casa Rosada se le vio mucho más comprometido en la interacción con las masas en jornadas multitudinarias por diferentes ciudades del país. Más carismático y más accesible con el objetivo de reconquistar al electorado, golpeado por la recesión económica vivida en buena parte de su mandato.

Por su parte, la dupla Fernández ha utilizado el descontento como gasolina para su campaña:

“Argentina merece un país integrado, no un país segregado donde algunos disfrutan y muchos padecen”, dijo Alberto Fernández tras su triunfo en agosto y aseguró que "no venimos acá a restaurar un régimen, venimos acá para crear una nueva Argentina”, desmarcándose de cualquier posible sombra de la exmandataria.

La crisis económica

Reuters / Agustín Marcarian
Una protesta contra las medidas económicas del gobierno del presidente argentino Mauricio Macri en Buenos Aires, Argentina, el 5 de septiembre de 2019.Reuters / Agustín Marcarian

Pero Macri, de 60 años, no se da por vencido a pesar del voto de castigo que sufrió en las papeletas por su gestión económica. Con una inflación disparada que se espera que termine el año en una tasa cercana al 55 %, una de las mas altas del mundo, y elevados índices de pobreza (35,4 %) y desempleo (10,6 %).

El ajuste fiscal puesto en marcha tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tampoco está ayudando a su reeleción. Este auxilio financiero es el mayor en la historia del organismo, valorado en 56.300 millones de dólares.

Animado por su cierre de campaña en Córdoba, Macri confía que el esperado aumento de la tasa participación a las urnas, lo ayude a forzar una segunda vuelta.

La maquinaria peronista

El candidato presidencial argentino Alberto Fernández y su compañera de fórmula, la expresidenta Cristina Fernández, saludan a sus seguidores durante un acto de clausura de la campaña en Mar del Plata, Argentina, el 24 de octubre de 2019.Reuters / Agustin Marcarian

El peronismo no tienen duda de que la crisis económica pasará factura a Macri.

La jugada maestra de Cristina Fernández, quien afronta varias causas judiciales por presunta corrupción durante su Gobierno, de ceder la candidatura presidencial a Alberto Fernández, jefe de Gabinete durante todo el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) así como durante los primeros meses de su primer mandato, también ha rendido sus frutos.

Alberto Fernández, que se fue del Gobierno de Cristina Fernández en 2008 y desde entonces se había convertido en uno de los mayores críticos de su gestión, ha conseguido atraer a un voto más moderado del que tiene la expresidenta, que ha estado casi ausente en esta campaña consciente de que su figura despierta animadversión en un parte del electorado.

Argentina merece un país integrado, no un país segregado donde algunos disfrutan y muchos padecen.
Alberto Fernández
Candidato a la presidencia de Argentina

En opinión del analista Jorge Giacobbe, el discurso en esta campaña de Alberto Fernández, de 60 años, "ha conformado una identidad muy híbrida y eso le sirve para ganar elecciones".

"Nadie sabe quién es Alberto. Hay gente queriendo ver que va a ser como Carlos Menem, otros como Néstor Kirchner, otros como Cristina. Finalmente va a ser una sola cosa. Esa incertidumbre la tiene todo el mundo", apuntó Giacobbe en declaraciones a la agencia de prensa EFE.

Incertidumbre por el rumbo de la economía

La incertidumbre sobre el rumbo que tomará la economía tras los comicios también ha hecho mella esta semana en los mercados argentinos y han vuelto las filas en los bancos de los ciudadanos que buscan proteger sus ahorros y se vuelcan a comprar dólares.

En los últimos días, el dólar ha vuelto a subir, este viernes cerró a un valor récord de 65 pesos por unidad, y el ritmo de descenso de las reservas monetarias ha crecido con inversores que optan por la divisa estadounidense ante eventuales nuevos sobresaltos financieros y por temor a que los controles cambiarios decretados en septiembre por Macri se profundicen después de las elecciones.

Sea quien sea el vencedor de los comicios de este domingo, tendrá que lidiar con un complejo escenario económico, y el reto más urgente será renegociar la deuda que asfixia Argentina.

El desenlace se conocerá este domingo tras un escrutinio provisional que el gobierno argentino ha prometido que será "ágil y transparente".

Los resultados del escrutinio provisional empezarán a difundirse a partir de las 21:00 hora local, con vistas a tener contabilizado el 90 % de las mesas de votación antes de la medianoche.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.