El príncipe Andrés abandona la vida pública por sus vínculos con Jeffrey Epstein

El príncipe Andrés abandona la vida pública por sus vínculos con Jeffrey Epstein
Derechos de autor Фото Рейтер
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El hijo de la Reina Isabel de Inglaterra había sido acusado por algunas de las víctimas de delitos sexuales en el caso del financiero estadounidense

PUBLICIDAD

El príncipe Andrés se aleja de sus obligaciones en la vida pública. El hijo predilecto de la reina Isabel II de Inglaterra ha tomado una decisión sin precedentes y que normalmente es fruto de un problema de salud debido a su implicación en un escándalo sexual.

En un comunicado, ha indicado que su "imprudente" asociación con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein, que murió en una cárcel de Nueva York cuando esperaba el juicio por acusaciones de tráfico de menores, ha causado importantes daños en el trabajo de la familia real. Además, señala que le ha pedido a su madre permiso para retirarse por el momento.

La empatía con las víctimas expresada en el escrito distaba mucho de la frialdad mostrada en una desastrosa entrevista en la BBC donde describió su amistad con Epstein. Para la periodista y biógrafa Claudia Joseph, "estaba mal informado sobre la entrevista y es muy triste que no se le informara adecuadamente. La decisión quizá debía haber sido no hacer la entrevista porque obviamente no era capaz de tener remordimientos".

Según el sitio web del príncipe Andrés, su tarea es desempeñar funciones oficiales para la Reina, centrándose en promover el crecimiento económico y la creación de empleo. Pero, desde su aparición en la televisión, empresas como Barklays, universidades y organizaciones benéficas se han distanciado de él.

Durante meses se ha enfrentado a cuestiones sobre sus vínculos con Epstein. Una de las víctimas aseguró que fue forzada a tener sexo con el príncipe en tres ocasiones, algo que él siempre ha negado.

La reina Isabel, que el miércoles por la noche participó en acto oficial con el naturalista británico David Attenborough, no hizo ningún comentario sobre la decisión de su hijo. . Pero algunos que la conocen sostienen que probablemente está muy frustrada y que a sus 93 años, esto es lo último que necesita.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Castigo Real para el principe Andrés que se queda sin títulos militares y el de Alteza Real

Se mantiene el juicio contra el principe Andrés por abusos sexuales a una menor

Los primeros billetes con la imagen del rey Carlos III circularán en Reino Unido a partir de junio