Los profesores y ferroviarios franceses tienen motivos de sobra para ir a la huelga

Los profesores y ferroviarios franceses tienen motivos de sobra para ir a la huelga
Por Raphaelle Vivent
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

A los maestros y los trabajadores ferroviarios se unirán el personal del hospital, empleados del sector energético, abogados y otros. El gobierno, por su parte, ha asegurado que no cederá en esta reforma de las pensiones

PUBLICIDAD

En la escuela Saint Just de Lyon se espera un gran seguimiento de la huelga general en Francia.

Los profesores denuncian que la reforma de las pensiones penalizaría en gran medida al sector docente.

Stéphane es profesor de geografía e historia desde hace 28 años y será uno de los que encabecen la protesta. "El propio gobierno ha admitido que los maestros serán los grandes perdedores de este sistema. Algunos simuladores mencionan la pérdida de casi el 30% de la pensión para un pensionista que comenzó su carrera en 2025, fecha en la que se implementará esta reforma".

Stéphane teme por el futuro de su profesión teniendo en cuenta que la educación nacional se enfrenta a una escasez de profesores en algunas materias.

"Ya tenemos hoy el tema de los salarios, que es un problema. Si mañana añadimos pensiones extremadamente bajas, me cuesta ver quién querrá venir a trabajar en el sistema educativo nacional con esas perspectivas", lamenta.

En los últimos días, el gobierno ha tratado de tranquilizar a los maestros prometiéndoles aumentos salariales. Un anuncio que no tranquiliza a Stéphane y a sus colegas. El profesor Alain Blanchet cree que "vamos a ver una movilización muy fuerte, porque incluso los colegas que no suelen participar vendrán el jueves. Así que la movilización debería ser realmente masiva".

La reforma también prevé la fusión de los 42 regímenes existentes para crear un sistema de pensiones universal, de este modo se pondría fin a las dietas especiales, en particular a las de los trabajadores ferroviarios.

Para Yoann Saugues, empleado de los ferrocarriles franceses desde hace 19 años, la reforma es la gota que colma el vaso. "Entramos a la compañía con un contrato. A partir de ese momento, las distintas reformas la redujeron gradualmente. Si acordamos ganar menos dinero cada mes, era a cambio de este plan de pensiones especial. Por eso aceptamos la dureza de nuestros trabajos, trabajando de noche, los fines de semana y durante las vacaciones".

La huelga será muy bien acogida por los trabajadores ferroviarios, que dicen que están dispuestos a renovar el movimiento, para mantener la presión sobre el gobierno.

Si los maestros y los trabajadores ferroviarios han prometido movilizarse masivamente, no serán los únicos en hacer huelga el jueves. A ellos se unirán el personal del hospital, empleados del sector energético, abogados y otros. El gobierno, por su parte, ha asegurado que no cederá en esta reforma de las pensiones.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los paros en Francia se prolongarán hasta el próximo martes

Las mortíferas guerras del narcotráfico en Marsella

Francia: Bourthes se inunda por quinta vez en cuatro meses