Última hora
This content is not available in your region

Espías rusos del caso Skripal instalaron su base de operaciones en Francia

euronews_icons_loading
Espías rusos del caso Skripal instalaron su base de operaciones en Francia
Tamaño de texto Aa Aa

A simple vista, son poblaciones francesas -nada que ver con los paraísos de las películas de espías-, pero tras las paredes están las bases de los servicios de espionaje rusos. Asesinos a sueldo del Gobierno, según dice el informe de contrainteligencia que revela el diario Le Monde.

Lee | Quince peligrosos espías rusos tenían su base de operaciones en Los Alpes franceses

Annemasse forma parte de esa lista de localidades preferidas por los espías rusos. "Personalmente, no sabía nada. Me acabo de enterar. Pero ya nada me sorprende, no hay problema", señala una de las habitantes de Annemasse. "Hoy en día, los espías están en todas partes. Están en Anmas, París, en cualquier parte del mundo - no me afecta en absoluto", apunta otro. "Así es el mundo. Todos nos espiamos, unos a otros. Rusia está detrás de Europa, los EE.UU. están detrás de Rusia", añade otro vecino.

Le Monde dice que había varias rutas frecuentemente utilizadas por presuntos espías. Los 15 miembros del servicio de inteligencia militar ruso que han investigado llegaban a Francia a través de los aeropuertos de Roissy o Lyon, pasaban una semana en la Alta Saboya, y después salían por el aeropuerto de Ginebra en Suiza.

Mishkin y Chepika acusados de envenenar a Skripal estaban en ese grupo - dice el informe-. Pasaron algún tiempo en la Alta Saboya antes del ataque en Salisbury que es considerado como el primer uso de armas químicas en Europa después del final de la Segunda Guerra Mundial. Esto es lo que desencadenó la investigación internacional de contrainteligencia que ha supuesto la revelación de las "bases" alpinas rusas. Según fuentes de Le Monde, los supuestos espías rusos pasaron varias semanas y durante varios años en esta zona.