Última hora
euronews_icons_loading
Johnson, la COP25 y el Whakaari, protagonistas de la semana

Whakaari amenaza con una nueva erupción

Varios turistas captaron el momento en que el volcán Whakaari entró en erupción en la isla norte de Nueva Zelanda el pasado lunes, matando a al menos ocho personas, si bien las autoridades creen que la cifra final es de 16.

Además, otras 17 personas se encuentran ingresadas, 13 de ellas en estado crítico, por lo que se teme que la cifra de víctimas mortales pueda aumentar. Muchas de estas personas heridas sufren quemaduras en más del 80 % de su cuerpo y abrasiones internas debido a la inhalación de gases, lo que ha obligado a Nueva Zelanda a importar injertos de piel para tratarlos.

Según los expertos, las posibilidades de que el volcán vuelva a entrar en erupción en las próximas horas oscilan entre un 50 y un 60 por ciento.

La COP25 da mucho que hablar

Las protestas son un elemento más de la COP25, tanto fuera como dentro del recinto oficial. Una docena de manifestantes se hizo oir el pasado martes de una manera muy peculiar para pedir a Japón que abandone las centrales eléctricas de carbón.

Caricaturizados de Donald Trump, Boris Johnson, Justin Trudeau, Angela Merkel y Emmanuel Macron, todos apiñados sobre una endeble embarcación, los manifestantes mostraron el aumento del nivel del mar a su alrededor debido al cambio climático.

La ONG Oxfam Internacional estaba detrás de esta puesta en escena, con la esperanza de ilustrar los efectos devastadores del cambio climático y exigiendo medidas más ambiciosas en la reunión de la COP25 para detener los efectos del mismo.

Semana histórica para Johnson y Corbyn

El Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, y el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, trataron esta última semana y de maneras muy diferentes de dar un último empujón a las encuestas de las elecciones generales.

Johnson estuvo en Saffordshire, donde condujo una excavadora JCB con el eslogan "Get Brexit Done", "Dejemos hecho el Brexit", con la que atravesó un muro en el que podía leerse "Gridlock", "Estancamiento". Una forma muy visual de tratar de convencer a los votantes de que solo eligiendo a los conservadores se podría desbloquear la actual situación parlamentaria del país, y que vistos los resultados de este jueves ha sido eficaz.

Corbyn, por su parte, fue grabado en una escuela primaria de Morecomb ayudando a algunos niños a hacer renos de papel. Una imagen más pacífica y serena que no parece haberle dado resultado, tras unas elecciones en las que ha salido como el claro perdedor.

San Nicolás y los demonios ya han llegado a República Checa

Como cada año por estas fechas, San Nicolás y sus demonios fueron puerta por puerta en busca de los niños malos, haciendo sonar sus cadenas y campanas. Toda una tradición que indica la llegada de la Navidad.

El pueblo checo de Valasska Polanka fue el escenario de una celebración que se remonta al siglo IV. Para los habitantes del pueblo, a unos 330 kilómetros al sureste de Praga, ser perseguido por la nieve por 40 figuras temibles con máscaras de piel de oveja es parte de la diversión y de una larga tradición que se repite en infinidad de pueblos de este país.

El kanji del año

Como cada 12 de diciembre desde el año 1995, Kioto fue escenario de la elección del kanji del año, un carácter o ideograma de la escritura japonesa que simboliza lo sucedido durante los últimos 365 días.

Este año, el elegido ha sido el caracter "rei", que se traduce como "mandato" u "orden", tras una selección concienzuda en la que participaron con sus votos más de 216.000 personas. "Rei" fue elegido por ser parte de la palabra "Reiwa", la nueva era imperial iniciada en 2019.

El principal sacerdote budista del templo de Kiyomizu fue el encargado de escribir el carácter en una gran hoja de papel japonés washi. Según los organizadores, "Rei" refleja el deseo del pueblo japonés de felicidad y un futuro brillante para la nueva era imperial, que comenzó el pasado 1 de mayo con el ascenso al trono del emperador Naruhito.