Última hora
This content is not available in your region

La importancia de las pymes para estimular la estancada economía de la Eurozona

euronews_icons_loading
La importancia de las pymes para estimular la estancada economía de la Eurozona
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En esta nueva edición de Real Economy, viajamos a París y Amsterdam para descubrir diferentes maneras de desatascar la economía. El Banco Central Europeo ha liderado este desafío durante años, pero hay quienes creen que se ha quedado sin herramientas financieras para llevarlo a cabo. De ahí que a algunos países se les pida una mayor inversión, como es el caso de Los Países Bajos.

Esto es muy importante para las pequeñas y medianas empresas (pymes), que representan más del 99% de todas las empresas europeas no finacieras. Su dependencia de los bancos, a la hora de financiarse de forma externa, es del 70%. Veamos algunos ejemplos alrededor de Europa.

En la Eurozona, el déficit de financiación bancaria de las pymes ha pasado del 6% del PIB en 2015 al 3% del PIB en 2019. La diferencia es de 400 mil millones de euros.

¿A qué se debe esta caída?

  • Por un lado a la bajada récord de los tipos de interés de los préstamos bancarios.
  • Por el otro, a la mayor disponibilidad de préstamos bancarios gracias al apoyo del BCE.

Los países donde más prestamos se han concedido han sido Alemania, Francia, Bélgica y los Países Bajos. La mayor brecha entre la oferta y la demanda de préstamos bancarios de las pymes se encuentra en los Países Bajos (22% del PIB), en Bélgica (14%), Francia (9%) e Italia (4%). Al mismo tiempo, Francia es el país con un mayor crecimiento en la oferta de créditos bancarios (+78%), seguido por Los Países Bajos, (+38%) y Alemania (+34%). Esto muestra que las entidades bancarias, en estos países, gozan de buena forma.

Las pymes en Grecia, por el contrario, todavía sufren los efectos de un acceso reducido a las finanzas: un cuarto de ellas confiesa que ese es su mayor obstáculo. Italia, Irlanda y Francia, por su parte, también tienen un alto porcentaje de pymes aquejadas de la misma dolencia.

Pero el bajo coste récord de los préstamos también está teniendo otro impacto, con los precios del mercado inmobiliario en algunas ciudades europeas elevados a niveles peligrosamente altos. Uno de los ejemplos es Ámsterdam. La reportera de Euronews Fanny Gauret visitó los Países Bajos para ver cómo esta política afecta a las empresas y a los locales. En este invernadero del sur de Holanda, también preocupa el crecimiento. El programa de compra de activos del BCE, lanzado en 2015 para estimular la economía europea, permite a las pymes de obtener créditos más baratos. Esto ha permitido que esta plantación holandesa de té, se ponga en marcha. Special Plants emplea a 25 personas. Recientemente, la empresa ha creado una planta de té local para ofrecer una forma más sostenible de consumir esta bebida. Para comenzar el viaje, Johan necesitó ayuda.

Es esencial poder obtener dinero a bajo coste porque de otra forma es imposible crecer
Johan Tansen
Director ejecutivo de Tea By Me.

"Para comenzar el negocio, era necesario un préstamo bancario, ya que la inversión total era de 1,8 millones de euros. Así que necesitábamos una gran cantidad de dinero a bajo interés. Con el té estamos también preparando para crecer en cada país. Es esencial poder obtener dinero a bajo coste porque de otra forma es imposible crecer", cuenta Johan Tansen, director ejecutivo de Tea By Me.

Diferentes incentivos para los particulares

Los intereses de los préstamos hipotecarios en la Eurozona siguen siendo históricamente bajos, lo que ayuda a prestatarios como Johan. Los fondos que se inyectaron en los bancos también son un incentivo para particulares, a quienes se anima a gastar su dinero.

Fenna acaba de comprarse un piso, a pesar de que el precio de las viviendas ha aumentado fuertemente en Los Países Bajos. Los bancos solo financian 45% de las transacciones, por lo que aceptó una donación con la que poder adquirir el inmueble. "Es una oportunidad para mí porque el interés es muy bajo. No gano mucho dinero y cada mes tengo que pagar la hipoteca. Me viene bien que sea tan bajo. Es un buen momento para comprarme una casa", explica Fenna, propietaria de un piso en Ámsterdam.

Este año, los hogares holandeses tenían una deuda hipotecaria con los bancos del 91% del total de la economía del país, si lo comparamos con la media europea, que es del 55%. El Banco de los Países Bajos considera la situación como una seria amenaza para la estabilidad financiera del país.

Analizamos este riesgo con Bas Jacobs, profesor de Economía, de la Erasmus School of Economics, situada en Rotterdam. "El primer riesgo es que el mercado inmobiliario siga subiendo y que los precios de la vivienda puedan crear burbujas. El segundo riesgo es que los bajos tipos de interés perjudiquen a los fondos de pensiones. Esto es una señal del mercado financiero para que el Gobierno invierta más en los Países Bajos, especialmente en educación e investigación y en la transición energética".

El Banco Central Europeo, por su parte, anima a los países con un excedente presupuestario, como los Países Bajos, a invertir más en su economía para así relanzar el crecimiento en Europa.

Entrevista con Laurence Boone, economista jefe de la OCDE, en París

No todo el mundo comparte esa visión del ECB. Los ministros de economía de Alemania y de Los Países Bajos insisten en que sus Gobiernos ya hacen mucho para aumentar la demanda. Cuando se trata de los gastos, hay algunas diferencias. Conozcámos a Laurence Boone, economista jefe en la OCDE, para hablar con ella de estos asuntos.

¿Cree que el ECB ha alcanzado su límite a la hora de ayudar a que la Eurozona crezca?

"El BCE ha establecido tipos a niveles muy bajos, pero también ha dado mucha previsibilidad sobre la trayectoria de los tipos de interés y sabemos que los tipos están ahí para quedarse mucho tiempo. El BCE ha estado haciendo mucho desde el comienzo de la crisis, pero ha sido el único protagonista durante demasiado tiempo y eso no puede durar para siempre, por lo que estamos defendiendo que la política fiscal intervenga y ayude al BCE a alcanzar su objetivo".

¿Quién debe hacer más?

"Hay bastantes países con margen fiscal en la Eurozona. Obviamente están los Países Bajos, Alemania y muchos países nórdicos, pero todo el mundo debería invertir en la tecnología, en lo digital y nuevas energías. Por ejemplo, los Países Bajos han anunciado en sus últimos presupuestos que dedicarán a eso un 1% del PIB. Pero aún más importante, están poniendo en marcha un fondo de 50 mil millones de euros con el que se financiarán los préstamos. Con ello se pretende apoyar la transición energética, algo que nos gustaría que otros países hicieran también".

Me gustaría preguntarle sobre algunas advertencias de economistas, expertos pero también banqueros del propio BCE de que su política es peligrosa y puede desembocar en burbujas. ¿Le preocupa?

"Lo que hemos hecho es comparar dos formas de actuar. Una en la que el BCE actúa solo, otra en la que el BCE hace la mitad y la otra mitad la hace la política fiscal. El resultado es un crecimiento comparativo del PIB, con una inflación estable, un poco más alta con la política fiscal. Lo que es aún más importante es que con esa combinación óptima de políticas fiscales del BCE se obtiene la inflación a mitad de precio de los activos que hemos visto sólo con la política monetaria. Por lo tanto, el mensaje que estamos transmitiendo aquí es que una mejor combinación de políticas no sólo proporciona un mejor crecimiento en el futuro, sino que también reduce el riesgo de crear burbujas".