Última hora
This content is not available in your region

El dolor y el resentemiento aún persisten en Kosovo

El dolor y el resentemiento aún persisten en Kosovo
Derechos de autor
ap
Tamaño de texto Aa Aa

Hartos de la corrupción, el desempleo y del aislamiento internacional los albanokosovares castigaron en las pasadas elecciones a la generación que abocó a Kosovo a un doloroso conflicto militar contra Serbia hace 20 años.

Ahora, el nuevo Gobierno de Kosovo, que liderará probablemente Albin Kurti, afrontará el reto de lograr el deseado progreso social que este pequeño país de los Balcanes se marcó desde la independencia unilateral de Serbia en 2008, un reconocimiento que siguen rechazando cinco Estados de la Unión Europea; entre ellos, España.

Entre las prioridades del nuevo Ejecutivo estarán la lucha contra la corrupción y las imperiosas reformas económicas del país, dependiente aún de la comunidad internacional y de las remesas de los emigrantes para disminuir el alto nivel de pobreza que azota a la mayor parte de la población.

Pero, también, buscará impulsar el proceso de diálogo que patrocina la Unión Europea desde 2013 para que Kosovo sea reconocido como Estado soberano por las autoridades serbias.

Kurti anunció que desea crear un 'mini' espacio libre de circulación junto a Serbia, Albania y Macedonia del Norte. Esta iniciativa rebajaría la estricta política arancelaria contra Belgrado que impuso el gobierno saliente.

El 24 de marzo de 1999, Estados Unidos y sus aliados occidentales lanzaron una campaña de bombardeos sobre Serbia que pusieron fin a la guerra de Kosovo. Para muchos albanokosovares y serbios, el resentimiento por lo sucedido aún persiste.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.