Última hora
This content is not available in your region

El cambio radical que supone el Nuevo Acuerdo Verde Europeo

El cambio radical que supone el Nuevo Acuerdo Verde Europeo
Derechos de autor
euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Casi todos los aspectos importantes de la economía europea están a punto de ser reevaluados a la luz de la emergencia climática y ecológica. Por ejemplo, a partir de 2021, al menos el 40% del presupuesto de la Política Agrícola Común se dedicará a la lucha contra el cambio climático.

El Nuevo Acuerdo Verde establece un gran plan para abordar el cambio climático en Europa.

Los objetivos que se deben alcanzar para 2030 son una reducción mínima del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con los niveles de 1990, una participación mínima del 32% de las energías renovables en el consumo de energía final y un ahorro de energía de al menos el 32,5%.

Europa tendrá que destinar entre el 1 y el 2% del PIB a la economía verde, incluyendo las nuevas infraestructuras, la contratación pública, la I+D, la reorganización industrial y otras necesidades.

La Comisión Europea estima que las inversiones adicionales necesarias para alcanzar el objetivo climático de la UE para 2030 ascienden a 260.000 millones de euros anuales, y propone dedicar 45.000 millones de euros al año entre 2021 y 2027 .

Pero esto no es suficiente. Las empresas y los particulares serán los responsables de la mayoría de estas inversiones, pero también se necesitará inversión pública, que será llevada a cabo principalmente por los gobiernos nacionales.

El ejemplo energético de Portugal

En Portugal, los vientos de cambio ya están alterando su sector energético.El año pasado, de enero a noviembre de 2019, el 53% de la energía de Portugal procedía de fuentes renovables. Portugal ofrece más de 300 días de sol al año. Eso, y los fuertes vientos del Atlántico, dan al país una gran ventaja en lo que respecta a las energías renovables. En octubre del año pasado, el Gobierno portugués ha prometió cerrar las dos únicas centrales de carbón que producen electricidad. Lo hará entre los años 2021 y 2023.

Con una media del 53,3% de su producción de electricidad en 2019 procedente de renovables, Portugal confía en cumplir el desafío de la neutralidad de carbono en 2050 e inspirar futuras iniciativas europeas de acuerdos verdes

En marzo de 2018, la producción portuguesa de energía renovable superó, por un momento, el consumo de todo el país, cubriendo más del 103% de las necesidades domésticas. Esto podría significar altos ingresos por exportación de electricidad para el país... si no fuera por el cuello de botella de los Pirineos en la red eléctrica europea.

Catarina Roseta Palma, es Economista Ambiental y de Recursos, ISCTE: "Dependerá de cómo se gestione la red. Ya estamos interconectados con España, y hay un par de interconexiones en las que se está trabajando. Pero eso no es todo lo que hay... está todo ese otro lado del mercado, que es la demanda, que se puede utilizar, es lo que llamamos 'estrategias de demanda-respuesta', en las que se paga a las empresas para que apaguen sus equipos cuando hay un pico máximo de consumo"

Además de tener sentido desde el punto de vista medioambiental y de la salud pública, esta política también podría tener sentido desde el punto de vista económico, financiero y social.

Pedro Amaral Jorge, es el presidente de la Asociación Portuguesa de Energías Renovables (APREN): "Creo que la Península Ibérica, Portugal incluida, puede ser el próximo Catar para las energías renovables. Si tenemos en cuenta el viento, la energía hidráulica y el sol... con las interconexiones adecuadas entre la Península Ibérica y Francia podemos ser capaces de suministrar toneladas de electricidad de fuentes renovables".

¿Quién se encarga de pagar la cuenta?

Por otro lado, todo el mundo se pregunta quién va a pagar la factura. La nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, prometió 100.000 millones de euros para ayudar a financiar la transición a una economía con bajas emisiones de carbono.Pero hay mucho por hacer._FP2019-fr.png)

Según el vicepresidente de la Comisión de la UE, Valdis Dombrovskis: "No se trata sólo de cumplir algunos objetivos, sino que requiere una transformación sustancial de la economía. Así que de eso se trata el Acuerdo Verde Europeo, de cómo aseguramos esta transformación de la economía, de cómo pasamos a la economía neutral en carbono de una manera que sea socialmente aceptable, en la forma en que preserve nuestro modelo de economía social de mercado. El mecanismo de transición justa va a ser parte del escenario, va a ser parte del Plan de Inversión Sostenible de Europa que pretende movilizar en general la inversión para esta transición verde, básicamente con el objetivo de desbloquear al menos 1 billón de euros de inversión en la próxima década y, como parte de esto, tendremos el mecanismo de transición justa que está más orientado a apoyar a las regiones y sectores que se ven más afectados por esta transición como por ejemplo las regiones del carbón"

¿Qué es una inversión verde para la Comisión Europea?

Según Dombrovskis, la UE ha llegado a un acuerdo sobre el sistema de clasificación, sobre "la lista verde de actividades económicas verdes y sostenibles". Básicamente abarca seis categorías ambientales que van desde la mitigación de la contaminación, la adaptación climática, la biodiversidad, la economía circular, la gestión de los residuos, los ecosistemas marinos, etc.

¿Va a ser mucho más caro para el ciudadano de a pie?

Según el vicepresidente de la Comisión Eruopea:_"Sí, ciertos empleos desaparecerán, ciertos combustibles fósiles se encarecerán, pero al mismo tiempo se crearán muchos empleos nuevos en la economía verde y habrá muchas oportunidades económicas nuevas que harán asequible la energía verde y esta transición". _

Estos son los precios de la electricidad actualmente.-1477) El reto será atraer enormes inversiones públicas y privadas en los próximos años para que este Acuerdo Verde Europeo funcione.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.