Última hora
This content is not available in your region

Coronavirus: ¿Europa está preparada para hacer frente a un brote?

Un aviso que explica las precauciones que deben tomar las personas que viajan a Wuhan, China, se ve en una terminal del aeropuerto internacional de Fiumicino en Roma, el marte
Un aviso que explica las precauciones que deben tomar las personas que viajan a Wuhan, China, se ve en una terminal del aeropuerto internacional de Fiumicino en Roma, el marte   -   Derechos de autor  (AP Photo)   -   Gregorio Borgia
Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades sanitarias europeas aseguran estar preparadas para hacer frente al nuevo brote de coronavirus surgido en China en el caso de que llegara al Viejo Continente, según ha dicho el director de una importante agencia sanitaria a Euronews.

Al menos seis personas han muerto por el virus respiratorio en China según han confirmado las autoridades chinas el martes, un día después de anunciar que la enfermedad podría transmitirse de persona a persona.

Más de 300 personas han sido infectadas con casos también reportados en Japón, Corea del Sur y Tailandia, aunque todos procedentes de China.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) consideró el lunes que la probabilidad de introducción del virus en la UE es "baja", advirtiendo sin embargo que el riesgo de llegada aumentaría a finales de enero a medida que la gente viajara hacia y desde China para celebrar el Año Nuevo chino (este año se celebra el 25 de enero).

En un correo electrónico explican que los viajeros que vayan a Wuhan, foco de esta infección, deberían evitar acercarse a mercados u otros lugares con animales, vivos o muertos. También evitar el contacto con personas enfermas. El ECDC considera que los países miembros de la UE deberían revisar sus protocolos de consejos y control de los viajeros procedentes y provenientes de esta región.

Recuerdan que la gestión de riesgos sanitarios corresponde a los Estados, la organización sólo evalúa los posibles riesgos.

Aseguran también que los controles de temperatura de pasajeros en los aeropuertos no son muy eficaces, sobre todo en época de máxima incidencia de la gripe en Europa.

PREPARE activa su modo de vigilancia frente a epidemias

La plataforma europea PREPARE, contra las Epidemias (Re-)Emergentes, un proyecto financiado por la UE que tiene como objetivo responder rápidamente a los brotes, activó su Modo 1 este martes por la mañana.

El modo 1 corresponde a la fase de preparación frente a un posible brote. El 2 es la movilización y el 3 la respuesta.

"Consideramos que hay una amenaza creíble de una pandemia también en Europa", dijo a Euronews Herman Goossens, coordinador de PREPARE y Director de Patología Clínica del Hospital Universitario de Amberes.

El Modo 1 de PREPARE implica preparar los centros clínicos y los laboratorios de diagnóstico para tratar los casos en suelo europeo, pero también encontrarse con investigadores de varias instituciones discutir las cuestiones de investigación, incluyendo las mejores estrategias de tratamiento para los pacientes.

Los laboratorios europeos trabajan ya para obtener muestras del nuevo virus y elaborar vacunas.

Una respuesta muy rápida de las autoridades

El brote que actualmente preocupa a las autoridades sanitarias de todo el mundo es el de una nueva cepa de coronavirus (nCoV) que no había sido identificada previamente en humanos y para la que no existe ninguna vacuna.

Entre los virus más graves de la familia de los coronavirus se encuentran el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV).

Según la Organización Mundial de la Salud, que ha convocado una reunión de emergencia este miércoles, los signos comunes de la infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos, falta de aliento y dificultades respiratorias con neumonía, síndrome respiratorio agudo severo e insuficiencia renal entre los síntomas más graves.

Pero al contrario que en pandemias anteriores, la respuesta internacional ha sido hasta ahora "muy rápida", subrayó Herman Goossens. China ha sido muy diligente compartiendo y publicando la información.

"Ahora, afortunadamente, conocemos la secuencia -los chinos dieron a conocer esa información hace 10 días- y una prueba ha sido validada por investigadores europeos", dijo.

"Los datos de la secuenciación se publicaron muy rápidamente, la prueba de diagnóstico se desarrolló muy rápidamente y ya estamos discutiendo el protocolo clínico. Nunca había visto este tipo de respuesta en epidemias o pandemias anteriores", agregó Goossens.

"¿Está la UE preparada para hacer frente a un brote? Sí, o todavía no, pero debería estarlo", antes de finales de enero y principios de febrero, cuando es más probable que se notifiquen casos, explica.

El apoyo para que los laboratorios de diagnóstico no se saturen será crítico, añade Goosens, ya que la temporada de invierno también puede traer un pico en los casos de gripe, lo que puede llevar a las personas preocupadas a acudir a sus médicos y exigir que se les hagan pruebas para detectar el virus.

En China, las ventas de máscaras de protección se han disparado y se realizan controles de temperatura en los aeropuertos.

En otros lugares, Australia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos han aumentado los controles en los aeropuertos.

En Sydney, los pasajeros a bordo de los tres vuelos semanales directos a Wuhan, la ciudad china en el centro del brote, serán recibidos por personal de seguridad fronteriza y bioseguridad para su evaluación, dijo a la prensa el director médico australiano Brendan Murphy.

Para prevenir la propagación del coronavirus más allá de Asia, la OMS recomienda que las personas que viajen a China para las próximas festividades del Año Nuevo Lunar eviten el contacto cercano con personas que sufran infecciones respiratorias agudas, así como con animales de granja o salvajes vivos o muertos. También aconseja que se laven las manos con frecuencia.