Última hora
This content is not available in your region

Un muro policial de la Guardia Nacional mexicana frena el avance de la caravana

euronews_icons_loading
La Guardia Nacional mexicna bloquea el paso a los migrantes en la autopista hacia Tapachula
La Guardia Nacional mexicna bloquea el paso a los migrantes en la autopista hacia Tapachula   -   Derechos de autor  AP Photo/Marco Ugarte   -   Marco Ugarte
Tamaño de texto Aa Aa

Un muro policial infranqueable, compuesto por más de 200 miembros de la Guardia Nacional, impidió este jueves el avance de miles de centroamericanos de la caravana migrante que habían conseguido cruzar a México desde Guatemala a través del río Suchiate.

El choque fue muy duro. Los agentes incluso usaron gases lacrimógenos para impedirles pasar. "Me echaron gas en mis ojos y en mi boca", se lamentaba entre lágrimas una joven.

Cientos de migrantes fueron capturados o se entregaron, agotados e incapaces de seguir adelante. Otros consiguieron escapar internándose en la selva de Chiapas.

Más de 1700 hondureños deportados en tres días

La multitudinaria caravana, que llegó a sumar cinco mil centroamericanos, se va desgajando a medida que continuan las detenciones, en un duro pulso con las autoridades mexicanas. Pese a todo, muchos siguen adelante, movidos por el carburante de la desesperación.

"Este sacrificio no es por nosotros sino por nuestros hijos -afirma un hombre que lleva a un niño pequeño subido en los hombros-. Queremos un futuro para ellos".

México ha deportado a más de 1700 hondureños en los últimos tres días. Mientras, en un interminable juego del gato y el ratón, los migrantes siguen buscando cómo cruzar el río Suchiate, desde Guatemala, antes de internarse en la selva.