Última hora
This content is not available in your region

Indignación en México tras el asesinato de una niña

euronews_icons_loading
Indignación en México tras el asesinato de una niña
Derechos de autor  AP Photo/Marco Ugarte
Tamaño de texto Aa Aa

México arde de ira tras el brutal asesinato de la pequeña Fátima, una niña de siete años, cuyo cuerpo fue hallado sin órganos y con signos de tortura dentro de una bolsa en Ciudad de México.

Su funeral ha condensado la conmoción y la indignación en un país en el que la violencia y los feminicidios aumentan sin freno, mientras crece la presión sobre el Gobierno de López Obrador que se muestra incapaz de atajar la crisis.

Como explicó el abuelo de la pequeña, Fátima fue secuestrada a la puerta de su colegio. "Mi hija llegó quince o veinte minutos después por su hija y ya se la había llevado una mujer. La niña salió con uniforme y le puso una playera verde y otra ropa, un pantaloncito... Y mi hija luego fue al ministerio público, que hasta las 72 horas podían empezar ellos a trabajar".

La última vez que se vio con vida a la niña fue el 11 de febrero. Un vídeo muestra a la presunta secuentradora caminando con ella de la mano. En medio de la polémica, la fiscalía general de Ciudad de México ha ofrecido una recompensa de dos millones de pesos por la captura de los responsables.

Este crimen escabroso se suma al asesinato la semana pasada de Ingrid Escamilla, una joven que fue descuartizada presuntamente por su pareja.

Cientos de mujeres salieron el fin de semana a las calles para expresar su hartazgo y su exasperación, acentuada por las palabras del presidente López Obrador que ha culpado al neoliberalismo de ser el responsable de estos crímenes.

En México mueren asesinadas cada día diez mujeres, en un clima de desconfianza en las fuerzas de seguridad y la justicia, pues alrededor del 80 % de los crímenes quedan impunes.