Última hora
This content is not available in your region

Conoce la fiesta de San Blas de Dubrovnik, un tesoro cultural Patrimonio de la Humanidad

euronews_icons_loading
Conoce la fiesta de San Blas de Dubrovnik, un tesoro cultural Patrimonio de la Humanidad
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Más allá del mar Adriático, encontramos una joya atemporal, capaz de resistir la invasión y la guerra, sin perder nunca su encanto. Euronews participa en las fiestas Patrimonio de la Humanidad de Dubrovnik

Dubrovnik es un compendio de lo mejor de la Costa Dálmata. Calles empedradas, edificios majestosos y murallas épicas que protegieron durante años a la Perla del Adriático. Pero no solo la ampararon sus muros, también lo hizo San Blas.

Cuenta la leyenda

En el siglo X San Blas apareció en un sueño de un sacerdote del lugar para advertirle sobre las naves enemigas que llegaban a Dubrovnik con intención de atacar. El sacerdote tomó la advertencia en serio y avisó al Ayuntamiento.

“Prepararon la defensa y la ciudad se salvó gracias a San Blas, de modo que fue adoptado como patrón” destaca la guía turística, Marina Kristicevic."Hay cerca de 30 estatuas de San Blas que bordean y delimitan los edificios públicos más importantes y representan de manera simbólica su protección", añade Kristicevic.

Euronews

Más de 1000 años de historia

La conmemoración se remonta al año 972. El símbolo del Santo aunaba instituciones y ciudadanos de la entonces República de Ragusa. Hoy gente de todos los rincones de la región de Dubrovnik se dan cita para honrarlo
Es un festival no sólo en Dubrovnik, sino también para los habitantes de las islas de Melèda (Mljet) y Lastovo (Lastovo) y los agricultores de los Canales (Konavli).

Hace 10 años esta fiesta fue inscrita en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, un registro del valor que tiene para la ciudad, para el país; pero también para la humanidad. Es verdaderamente una festividad cultural y es parte de la identidad de los ciudadanos de Dubrovnik, dice la ministra de Cultura de Croacia, Nina Obuljen.

Tras la misa solemne, la procesión porta las reliquias del Santo protector. Un día que los ragusianos viven con emoción.

Euronews

"San Blas salvó a un niño que se estaba ahogando"

Las festividades se desarrollan en la iglesia dedicada al Santo, que es además patrono de los enfermos de la garganta. La historiadora Katarina Komaić explica el por qué de este origen: "Uno de los milagros que realizó fue curar a un niño que se ahogaba con una espina de pescado, realizó un milagro con velas y el niño se salvó"

Euronews

¡Aquí vienen los "trombunjeri"!

Como manda la costumbre, los párrocos bendicen la garganta de los fieles con las tradicionales velas cruzadas. Los llamados “trombunjeri” son los encargados de abrir y cerrar las fiestas.

Krešimir Macan es uno de los "trombunjeri". "Esto sirvió también para exhibir el poderío militar porque en esos tiempos era importante demostrar que disponías de armas. Algunas de las armas más grandes de la zona en el siglo XV estaban aquí. Se producían en la ciudad"

La pólvora da por finalizada las celebraciones oficiales pero en las calles la fiesta continúa.
Se reanudarán, por supuesto, el próximo 3 de febrero.

Euronews