El ayuntamiento de Salò mantiene los honores a Mussolini

El ayuntamiento de Salò mantiene los honores a Mussolini
Derechos de autor AP/φωτ. αρχείου
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La antigua sede del estado títere que prolongó la agonía del nazismo y el fascismo no tiene la intención de suprimir la ciudadanía honorífica que se le atribuyó al dictador Benito Mussolini

PUBLICIDAD

El ayuntamiento de Salo', la antigua sede del estado títere que prolongó la agonía del nazismo y el fascismo, no tiene la intención de suprimir la ciudadanía honorífica que se le atribuyó al dictador Benito Mussolini.

La mayoría del consejo municipal rechazó el jueves una petición para despojar al dictador fascista del honor que le fue otorgado en 1924.

"Creemos que es correcto recordar a Benito Mussolini como un personaje histórico, y recordar los errores cometidos por el fascismo. Pero para ello no tenemos que borrar su memoria", opina su alcalde Gianpiero Cipani.

Pero discernir entre la memoria y los honores pagados al dictador parece más bien una cuestión de coherencia histórica.

Para el Presidente de la Asociación de la Resistencia, Lucio Pedroni, "ni la historia ni la educación cívica se enseñan más seriamente en las escuelas. Por lo tanto, todo acto, incluso simbólico, en el que no haya una postura clara contraria al fascismo debe ser desaprobado".

Mientras tanto, el Tribunal de Apelación de Milán, anulando una sentencia en primera instancia, condenó a un mes y 10 días de prisión a 11 exponentes de la extrema derecha que, durante una conmemoración en el Cementerio Monumental en 2017, hicieron el saludo fascista. Según el fiscal, este gesto "aumenta el peligro de difundir ideas discriminatorias".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Milán revalida su título como una de las ciudades más contaminadas del mundo

Una inusual ola de calor en Italia llena las playas cerca de Roma

Los agricultores italianos marchan en Roma por unas mejores condiciones