Última hora
This content is not available in your region

Más ilusión que crispación en el inicio de la campaña del referéndum constitucional en Chile

euronews_icons_loading
Más ilusión que crispación en el inicio de la campaña del referéndum constitucional en Chile
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La ilusión se impone a la crispación en el inicio de la campaña para el referéndum sobre la nueva Constitución chilena. Cientos de personas se manifestaron el miércoles en Santiago para apoyar la elaboración de una nueva Carta Magna, que buena parte de la población quiere que sea más justa y solidaria que la actual.

"Mira yo creo que este es un momento histórico que estamos viviendo en Chile, hoy en día que los movimientos sociales, principalmente las organizaciones sociales y la juventud se dispongan al trabajo de una nueva constitución es fundamental porque hoy en día, lamentablemente todas las carencias y prioridades que tenemos en Chile son producto de una constitución que además se hizo en dictadura, una constitución totalmente ilegítima", explicaba María Pacheco, trabajadora social.

La Carta Magna que elaboró la dictadura en 1980 (y fue reformada en varias ocasiones posteriormente) sentó las bases de ese neoliberalismo que está en el origen tanto del vigor de la economía chilena, como de la desigualdad creciente en el seno de su sociedad. Una deriva insoportable para muchos chilenos que desató un estallido social del pasado mes de octubre, con protestas callejeras duramente reprimidas que dejaron 30 muertos y miles de heridos, cientos quedaron tuertos por los perdigones disparados por los carabineros.

En medio de una cascada de críticas de la comunidad internacional, el presidente del país, Sebastián Piñera, planteó la celebración de una consulta sobre el modelo de sociedad que quieren los ciudadanos. La cita es el próximo 26 de abril y las encuestas auguran un apoyo masivo a la elaboración de una nueva Constitución. Si gana el sí, volverían a votar el texto acordado antes de finales de año.

Los partidarios de la elaboración de la nueva Carta Magna piden a la población que no se confíe y siga luchando por un Chile mejor. Mientras tanto, continúan las protestas callejeras contra el Gobierno de Piñera.