Última hora
This content is not available in your region

Aulas virtuales ante el cierre de los colegios en Italia por el coronavirus

euronews_icons_loading
Aulas virtuales ante el cierre de los colegios en Italia por el coronavirus
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Escuelas cerradas y aulas desiertas. La epidemia de Covid-19 ha dejado a 300 millones de niños sin colegio por la clausura de centros en 13 países, según cifras de la UNESCO. En Italia, son ocho millones. Los profesores buscan soluciones y prueban la enseñanza a distancia para tratar de que sus alumnos no pierdan el ritmo.

Para algunos maestros, como Olga Tartarini, esta es la oportunidad de iniciarse en la enseñanza a través de un aula virtual. Hoy explica a los niños de su clase la Segunda Guerra Mundial, precisamente cuando Italia se vio obligada por última vez a cerrar sus centros escolares.

Para los alumnos también es algo nuevo. Unos están emocionados con la iniciativa, otros, algo menos.

"Me gusta esta forma de aprender. Es muy innovadora, pero echo de menos estar en clase y el contacto con mis compañeros", opina una niña.

"Cuando vas a la escuela, las mañanas suelen estar ocupadas con clases, así que no podemos estudiar. Ahora tenemos tiempo para hacer los deberes también por la mañana", afirma uno de sus compañeros, contento sobre todo con la posibilidad de tener más tiempo libre.

Las voces y risas de los niños han dejado paso al silencio en las aulas y los pasillos. No obstante, Antonio Fini, director de un instituto, quiere ver el lado positivo de esta insólita situación. Ha hecho un llamamiento a padres y profesores para que apoyen el uso de métodos alternativos de enseñanza.

"_Cuando decimos que estamos aquí para nuestros alumnos queremos crear un sentido de comunidad alrededor de la escuela que también involucre a las familias _ -dice Fini-. Prácticamente todos aquí pensamos _que teníamos que hacer algo. No podíamos imaginar a esos niños de brazos cruzados durante tres semanas, así que algo encajó en nuetra mente".
_

Aulas virtuales: una alternativa que no vale para todo el mundo

En teoría las aulas virtuales parecen una buena alternativa, pero la solución no vale para todos.Giovanna tiene dos hijos, uno de ellos es autista. Desde que los colegios cerraron, su marido se ha visto obligado a trabajar desde casa. Ella, al frente de una empresa, no se lo puede permitir. En cuanto a su hijo discapacitado, lamenta que las autoridades no le den ninguna solución.

"Necesitaría ayuda extra para poder seguir contando con un profesor de necesidades especiales para mi hijo. Si eso no es así, tendremos que ocuparnos nosotros mismos y, como empresaria, necesitaría apoyo financiero para poder quedarme en casa con mi familia", afirma Giovanna.

Además no todas las escuelas de Italia están equipadas para ofrecer esta enseñanza a distancia, lo que supone una lección de urgencia tecnológica forzada por la epidemia del covid-19.