Última hora
This content is not available in your region

Los granjeros griegos ayudan a proteger la frontera con Turquía de los migrantes

euronews_icons_loading
Un migrante se encuentra cerca de la valla fronteriza de la zona de amortiguación de la frontera entre Turquía y Grecia, cerca del paso fronterizo de Pazarkule en Edirne
Un migrante se encuentra cerca de la valla fronteriza de la zona de amortiguación de la frontera entre Turquía y Grecia, cerca del paso fronterizo de Pazarkule en Edirne   -   Derechos de autor  OZAN KOSE/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Viajaron 250 kilómetros para llegar a las fronteras. Son granjeros del norte de Grecia que vinieron a Evros para apoyar a los granjeros locales. Durante los últimos días, los locales ayudan de cualquier manera a las fuerzas de seguridad para proteger las fronteras entre Grecia y Turquía.

Uno de los agricultores, Giannis Toutouras, ha explicado a Euronews que están allí "porque en este momento nuestro país está siendo atacado por nuestro país vecino (Turquía). Estamos aquí porque somos ciudadanos griegos y europeos. Hemos aprendido a vivir de forma independiente. Queremos enviar un mensaje a nuestro país vecino (Turquía) de que no podemos aceptar ninguna amenaza".

Euronews ha conducico a lo largo del río Evros, resiguiendo las fronteras griegas y turcas. Hemos querido ver qué pasa cuando cae la noche. Ha sido una noche fría con bajas temperaturas. Nadie quiere quedarse fuera de una noche como esta.

A lo largo del camino, nos hemos cruzado con muchos vehículos de la policía y el ejército. Las patrullas aquí son continuas. Nadie puede pasar fácilmente desde la zona. En el pueblo de Thourio, conocimos a Athina Kazantzi, una residente de 83 años. En la crisis de los migrantes de 2015, ella y otros locales ayudaron a cientos de migrantes y refugiados. Pero ahora las cosas han cambiado.

"Pasan por aquí y nos saludan. Piden pan. Si tenemos, les damos pan. Si no tenemos pan, intentamos buscarlo" ha compartido Athina Kazantzi.

El equipo de Euronews desplazado a la zona, ha mostrado la situación a las 4 de la mañana. En el pueblo de Petrades, a unos centenares de metros de la frontera, se han podido escuchar sirenas y ver incendios en el lado turco. A pocos metros del municipio está el ejército y la policía griegos que permanecen en alerta para proteger las fronteras europeas.