Última hora
This content is not available in your region

Mutismo absoluto en Arabia Saudí tras el arresto de dos príncipes "conspiradores"

euronews_icons_loading
Saudi Daily Life
Saudi Daily Life   -   Derechos de autor  AP Photo/Amr Nabil
Tamaño de texto Aa Aa

Mutismo absoluto en Arabia Saudí tras la detención de dos destacados miembros de la familia real acusados de planear un golpe palaciego para deponer al príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán. Los detenidos son el hermano menor del rey Salmán, el príncipe Ahmed bin Abdulaziz, y uno de sus sobrinos, el expríncipe heredero Mohammed bin Nayef, antiguo adalid de la lucha contra el terrorismo.

Los medios de comunicación locales no han informado sobre las detenciones, que vuelven a colocar en el primer plano de la actualidad al príncipe heredero, Bil Salmán, muy criticado en todo el mundo por su supuesto papel en la desaparición del periodista opositor Jamal Khashoggi.

Tan solo algunos activistas opositores, escondidos detrás de un pseudónimo en Twitter por las graves consecuencias que puede acarrear criticar a la monarquía saudí, especularon sobre el arresto de los miembros de la familia real.

El príncipe Ahmed, hermano menor y único vivo del rey saudí, es una importante figura de la casa de Saud que ya ha mantenido desencuentros públicos por la forma de gobernar el país.

En 2018, el hermano del rey, que fue viceministro del Interior, apareció en un vídeo frente a su residencia en Londres durante unas manifestaciones contra la guerra del Yemen, en la que desde 2015 Arabia Saudí al frente de una coalición árabe en apoyo del presidente yemení Abdo Rabu Mansur Hadi.

En esa manifestación, desvinculó las políticas del reino de la familia real y responsabilizó a su hermano el rey y a su hijo, el príncipe heredero, de ser los únicos que toman decisiones en el país, aunque a su vuelta a Riad aseguró que sus palabras fueron "mal entendidas".

Desde entonces, Ahmed mantuvo un perfil bajo y guardó buenas relaciones con la cúpula gobernante hasta que fue arrestado la mañana del viernes, tras regresar de un viaje, de acuerdo con fuentes del periódico.

Por su parte, Salman Mohamed bin Nayef, inicialmente nombrado príncipe heredero hasta que en 2017 el rey Salman nombró a su hijo Mohamed bin Salman, fue arrestado de nuevo, como ya ocurrió hace tres años.

Bin Nayef es visto como un candidato más cercano a Estados Unidos para reinar en Arabia Saudí y su arresto domiciliario hizo saltar todas las alarmas, sobre todo después de las intensas campañas militares en el Yemen con armamento estadounidense y el asesinato de Khashoggi.