Última hora
This content is not available in your region

La vida en un Milán desierto

euronews_icons_loading
La vida en un Milán desierto
Derechos de autor  Luca Bruno/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Viajamos hasta la plaza de la Estación Central de Milán, es un maravilloso día de primavera, el sol brilla y la plaza está completamente vacía.

Este es un lugar por el que normalmente pasan miles y miles de personas cada día, ya que la estación es uno de los principales puntos para moverse de Milán al sur, al resto de Italia y al extranjero.

Hoy la plaza se ve completamente vacía y esta es una buena noticia porque significa que los milaneses han comprendido finalmente que la única manera de detener el contagio es quedarse todos en casa.

Nos movemos hasta el Arco de la Paz. Los que conocen Milán saben muy bien que esta es una zona que en un día como este estaría completamente llena de gente, ya que este es el primer día de primavera en Milán.

Hace 20 grados, mucho calor, el cielo es maravilloso y normalmente la gente aprovecha estos momentos para sentarse en las mesas, que se ven aquí, mientras que los bares están todos cerrados, completamente cerrados. Ponen carteles para explicar que el cierre, obviamente, se debe a la epidemia de coronavirus y esto es un intento de contenerla.

Aquí también hay muy poca gente, hay algunas personas que van al parque a correr; algo que está permitido por el reglamento del gobierno, así que se puede hacer deporte al aire libre, pero la gente tiene que estar al menos a un metro de distancia.

Hablamos con Domenico Curci, cirujano ortopédico en el hospital Galeazzi: "El hospital para el que trabajo requería que todos estuviéramos preparados para estar presentes en todo momento, porque todos los servicios médicos en este momento están saturados de pacientes que tienen coronavirus. Nuestro trabajo en este momento tiene que estar totalmente dedicado a este problema. Personalmente, mi ética me obliga a ayudar en este grave problema, esta guerra. Les pido a todos que se queden en casa".