Última hora
This content is not available in your region

El sur de Italia, territorio fantasma

euronews_icons_loading
El sur de Italia, territorio fantasma
Derechos de autor  Michele Carlino, Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Menos golpeado que el norte, el sur de Italia es también un territorio fantasma.

"Aquí hay pacientes ingresados ​​con síntomas que podrían estar relacionados con la enfermedad. Puede ser una simple gripe, pero si no lo es, llamamos al 118", cuenta un sanitario de Polistena, en Calabria, donde cuentan con 70 camas para una población de 180.000 habitantes.

Michele Carlino, Euronews: Entonces, hasta ahora, en este área ¿podemos decir que no hay casos?

"Aquí, en nuestro territorio, no tenemos registro de ningún caso", asegura el sanitario.

Michele Carlino nos lleva desde Regio de Calabria a la ciudad francesa de Lyon, pasando por Sicilia, para mostrarnos una Italia vacía.

"Conduzco por una autopista desierta. La A2, Nápoles-Regio de Calabria, suele estar congestionada. Es el principal eje de tráfico entre el norte del país y Sicilia. Ahora solo quienes pueden demostrar, con un certificado, razones serias y justificadas para hacerlo circulan por ella", cuenta Michele Carlino, Euronews.

Desde que el Gobierno se tomó en serio la crisis del coronavirus, los italianos necesitan una autorización para viajar, que debe ser controlada por las fuerzas del orden.

El ferri que es el principal enlace con Sicilia, y suele estar lleno, ha perdido a la mayoría de sus viajeros. Las restricciones de movimiento lo han vaciado como todos los rincones de Italia.

Misma situación en las áreas de servicio de las autopistas y, por supuesto, en el aeropuerto de Catania, con decenas de vuelos cancelados.

"Muy poca gente en el aeropuerto de Catania. Probablemente las personas que vuelan hoy no tienen otra alternativa y tratan de protegerse lo máximo posible", explica Michele Carlino.

Zonas de facturación vacías, estrictos controles y medidas de protección individuales.

La situación cambia completamente al llegar al aeropuerto de Lyon, en Francia

"Aterrizamos en Lyon. Son un poco más de las diez. Ninguna indicación para los pasajeros que vienen de Italia, solo un panel de información sobre los riesgos del coronavirus", constata Michele Carlino, Euronews.